, , ,

5 claves para gestionar los altibajos de la temporada

 

En estas últimas semanas estamos viendo cómo los medios de comunicación han pasado de hablar de un “Real Madrid de record” a un “Real Madrid en crisis” , y de la misma manera, pero al contrario con el FC Barcelona… cuando todo estaba perdido parece que ahora están en su mejor racha. Hoy analizamos cuáles pueden ser las claves para recuperar la motivación deportiva y gestionar los altibajos de la temporada.

 

Lógicamente, la mayor parte de “culpa” sobre el de los aficionados se lo debemos a los periodistas y profesionales de los medios de comunicación. Saber sugestionar a los lectores es una de las funciones claves a la hora de “vender” noticias.

 

Para estos casos, podemos acudir a una frase tan escuchada por los entrenadores de cualquier equipo que se encuentran en esta situación de incertidumbre: “ni antes éramos tan buenos, ni ahora somos tan malos”.

 

Para conseguir dirigir nuestra atención a lo que de verdad importa, que no es otra cosa que superar esta situación deportiva y volver a encontrar el camino de la regularidad, los psicólogos deportivos establecemos 5 claves que pueden ayudar al entrenador a gestionar estos altibajos que merman el rendimiento de cualquier equipo:

 

  1. Pensar en positivo: es importante tener en cuenta que los pensamientos influyen directamente en los pasos que damos día a día y en la forma en que tomamos las decisiones. Pensar en positivo significa pensar en lo que queremos alcanzar y no en lo que queremos evitar.

 

  1. Establece objetivos realistas: es fundamental fijar metas a corto plazo que induzcan en el deportista sensaciones de satisfacción y que al mismo tiempo puedan ser alcanzables. Estos objetivos deben incidir en el rendimiento y no en el resultado del jugador. Con ello, conseguiremos aumentar la motivación del equipo.

 

  1. Visualiza tus metas: para ello será fundamental realizar un entrenamiento mental donde los deportistas se imaginen alcanzando sus objetivos, intentando introducir todos los sentidos para hacerlo lo más real posible.

 

  1. Crea un plan de acción: una vez tengas todos los datos de tu equipo, aportados por el segundo y tercer entrenador, los preparadores físicos, el entrenador de porteros, el psicólogo, etc. diseña un tipo de entrenamiento donde se puedan lograr los objetivos establecidos que nos llevarán a la normalidad.

 

  1. Paso a paso, partido a partido: ve puliendo tu plan de acción. Analiza todas las necesidades de tu equipo (qué hacíamos bien antes que hemos dejado de hacer ahora), y sobre todo, ten mucha calma. La gestión de las emociones puede ser clave a la hora de saber gestionar la competición.

 

Y recuerda, cuando la igualdad física, técnica y táctica es máxima, el factor mental puede marcar la diferencia.

 

 

Por Fernando Callejo, Co-fundador de la UPAD Psicología y Coaching.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*