Samper

El Real Murcia pasa por la situación más crítica en términos económicos, que se haya vivido jamás en el club pimentonero en sus 100 años de historia. Ahora le toca a Jesús Samper invertir dinero, para pagar y devolver al club a la categoría de plata.

Samper

Jesús Samper en el Palco de Nueva Condomina

Con algunos retrasos en los pagos tanto a proveedores, como a trabajadores y jugadores del club así como retrasos con el segundo plazo del concurso de acreedores, el Real Murcia está viviendo el episodio más fantasmagórico desde el descenso administrativo. O bien podemos decir que ésta vez es aún más crítico, ya que en aquel momento no se temía por la supervivencia del club, y en este caso sí.

Jesús Samper está preocupado por la supervivencia económica del club, según él confirmó en la famosa rueda de prensa. Pero la preocupación va más allá de un par de noches sin dormir o un llanto al final de un partido. Los retrasos en los pagos son la consecuencia de: por un lado las políticas de fichajes y presupuestarias, y por otro la crisis económica.

Pero ahora Jesús Samper tendrá la oportunidad de demostrar cuánto quiere o cuanto le importa el Real Murcia CF. El Real Murcia no tendrá ingresos, de ningún tipo, y al no pertenecer al G30 tampoco tiene derecho a la indemnización por bajar a 2ªB y lo que perciben de la federación no será aplicable porque lo percibieron hace 3 años.

Por ello Samper tendrá que rascarse el bolsillo, y rezar para que ninguno de los acreedores denuncie por incumplimiento del concurso, o algún jugador denuncie el impago, ya que el descenso sería automáticamente a 3ª división.

Jesús Samper deberá aportar dinero de sus empresas y de su patrimonio para confeccionar un equipo que devuelva en un solo año al Real Murcia a la categoría de plata, donde todavía se cobran dinero de las quinielas y donde todavía se cobran dinero de las televisiones. El concurso de acreedores. Será la oportunidad de saber si el Real Murcia para el Sr. Samper era  y es un negocio o de verdad hay algo de sentimental con el conjunto pimentonero.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*