bayern champions 2013

El Bayern de Múnich se ha proclamado Pentacampeón de Champions tras imponerse (1-2) al Borussia Dortmund en la final disputada en el mítico estadio de Wembley, donde un gol en el minuto 89 de Robben rompió la igualada para dar el título a su equipo.

bayern champions 2013

El Bayern Munich Pentacampeón de Champions Foto: http://es.uefa.com/uefachampionsleague

Por primera vez en la historia, dos equipos alemanes se citaron en Wembley para dilucidar qué equipo era merecedor de convertirse en el nuevo rey de Europa, recogiendo el testigo del Chelsea.

La estrategia por parte de ambos conjuntos para alcanzar la gloria en Londres fue clara desde el primer minuto: el Bayern apostó por explotar el talento individual de sus hombres a través de construir jugadas más elaboradas gracias a la posesión, mientras que Jürgen Klopp tiraba de pragmática buscando ese juego directo y dinámico que se ha convertido en santo y seña de este Dortmund.

Los «amarillos» fueron los encargados de protagonizar las primeras aproximaciones a la portería bávara. Blaszczykowski, Reus, Bender y Lewandowski probaron a Neuer en cuatro intervenciones complicadas, pero el guardameta solventó perfectamente los problemas para el combinado de Jupp Heynckes.

El Borussia Dortmund llegaba con más peligro que su rival, pero Mario Mandzukic y Javi Martínez, en menos de dos minutos, demostraron que el Bayern no era un convidado de piedra con sendos testarazos que se marcharon a milímetros de la portería. Los de Múnich resucitaban y lo hacían con peligro…

Por su parte, Weidenfeller fue decisivo en la recta final de la primera parte al ganarle claramente la partida a Arjen Robben. El holandés disfrutó primero de un mano a mano que estrelló contra el muñeco y más tarde se encontró con una pelota muerta en el área que tampoco pudo mandar al fondo de las mallas antes de llegar al descanso. Los viejos fantasmas hacían acto de presencia para el ex-centrocampista del Real Madrid.

En la segunda mitad, la presión asfixiante por parte del Borussia Dortmund volvió a ser la protagonista del duelo. Los de Klopp estaban dispuestos a vaciar el depósito de gasolina buscando adelantarse en el marcador. Sin embargo, la jugada no les salió bien. Recién cumplida la hora de partido, una gran jugada entre Ribéry y Robben en la banda izquierda fue suficiente para romper la zaga rival y dejar el cuero en bandeja a Mandzukic, que solo tuvo que empujar al fondo de las mallas para inaugurar el luminoso.

Sin embargo, el Dortmund no había llegado a la gran final por casualidad. Los de Westfalia, que ya demostraron tener varias vidas en su duelo ante el Málaga y ante el Real Madrid, aprovechó un evidente penalti por parte de Dante sobre Marco Reus (que debió ser la segunda amarilla) para que Gundogan, desde los once metros, nivelase la contienda.

Era cuestión de tiempo que el choque se rompiera… Tras los goles, Wembley asistió a un correcalles en el que ambos conjuntos participaron con valentía, aunque era el Bayern el que daba más sensación de peligro. Incluso Schweinsteiger enmudeció a los aficionados del Borussia lanzando un obús desde la frontal del área que se encontró con otra gran intervención de Weidenfeller.

Y precisamente, Robben, el hombre que más ocasiones había tenido a lo largo de los noventa minutos, fue el encargado de cerrar el partido con un remate cruzado que entró llorando al fondo de las redes. El Bayern, de forma agónica, cerraba así un partido para la historia.

Los bávaros suman su quinta «Orejona» y se une al Liverpool como tercer equipo que más veces ha alzado el trofeo, solo por detrás de Real Madrid y AC Milan.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*