w_900x700_16195725_mg_2801

 

GIRONA 0  – REAL MURCIA 1

Montilivi poco a poco va dejando de ser un campo maldito. A tenor de tardes como la del domingo en la que el Real Murcia se hacía con tres puntos vitales para poner tierra de por medio con el descenso y además aprovechar un pinchado del Numancia para volver, después de muchas semanas a los puestos de Play Off.

Y es que el Real Murcia, con el nuevo sistema implantado por Julio Velázquez desde que decidiera dar la titularidad a Alcalá junto con Dani Bautista y Molinero, se ha reencontrado consigo mismo. Incluso las noticias extradeportivas, con momentos así parecen menos relevantes, aunque todos sabemos de la gravedad.

Casto volvió a ser el jugador más importante de los grana. No sólo por ordenar la defensa de forma perfecta, y solventar las pocas veces que llegaron a puerta de forma natural y siempre con éxito, sino que, además, detuvo un penalti que a la postre resultaría vital para la consecución de la victoria.

Y es que no es el primer partido en el que Casto ha conseguido algo más que tres puntos, y ya nadie se acuerda de aquel primer partido frente al Recreativo de Huelva cuando le anotaron ese golazo de falta directa que todavía recordamos en la Nueva Condomina y que tanto se parecía al de Matilla frente a las Palmas.

Malonga fue el autor del único gol que hubo en el partido. El francés, salió de refresco, y hasta el momento del gol sólo había acariciado una vez el cuero, pero la fortuna hizo que con ese segundo toque le diese los tres puntos al Real Murcia.

El Sistema funciona. En 6 partidos 4 victorias, 1 derrota y 1 empate. Son datos de equipos de la parte alta. Y es que no en vano, el pinchazo del Numancia hace que el Real Murcia sea, a día de hoy, uno de los 4 equipos que se clasificarían para el Play Off por el ascenso.

Victoria de garra, de pundonor, de lucha, pero también de orden de táctica y de mucha mucha implicación y concentración.

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*