Celta – Barça: Derrota intrascendente en Balaídos (2-0)


El FC Barcelona, ya campeón de Liga, no ha podido sumar en el estadio vigués, en un partido que ha estado marcado por la eliminatoria de semifinales de la Champions contra el Liverpool

El FC Barcelona ya es campeón y se ha ganado el derecho de que una derrota se convierta en intrascendente. El triunfo contra el Levante el fin de semana pasado, y la confirmación oficial que el título de Liga era azulgrana después que Leo Messi levantara el trofeo, lo han hecho posible. El equipo de Valverde, ante un rival que se jugaba la vida ya que lucha por evitar el descenso –la victoria le permite dar un paso adelante importante-, no ha podido seguir sumando y ha caído en Balaídos con un gol de Maxi Gómez y un penalti transformado por Iago Aspas.

Todo esto, en un encuentro que no ha sido fácil de jugar, en medio de las semifinales de la Champions contra el Liverpool. El partido europeo del próximo martes en Anfield, precisamente, ha marcado la convocatoria y el once. Messi, Suárez, Ter Stegen, Piqué, Sergi Roberto y Jordi Alba, por decisión técnica, y Sergio Busquets y Rakitic, por sanción, se han quedado en Barcelona. Riqui Puig y Wagué, del Barça B, han sido titulares. También ha jugado casi todos los minutos un Àlex Collado que, desgraciadamente, ha tenido que substituir al lesionado Dembélé.

El francés, con una lesión muscular en los isquiotibiales de la pierna derecha, ha protagonizado, pues, la mala noticia de la noche, después de haber tenido que abandonar el terreno de juego tras un minuto de partido. Tampoco ha podido acabar el encuentro en Balaídos Todibo, titular en Vigo, también por molestias.

Un Celta más necesitado decanta la balanza

La necesidad del Celta se ha notado desde el inicio, pero el Barça la ha podido contener en un primer período que ha llegado al descanso con el 0-0 inicial. A pesar del resultado, ambos equipos han tenido alguna ocasión, aunque la más clara ha sido para Wagué, con un remate desde el interior del área que Rubén Blanco ha desviado (min 42).

Pero el signo del partido ha cambiado tras el paso por los vestuarios, con un Celta más incisivo y efectivo. Ha avisado en una jugada de estrategia que el VAR ha anulado por fuera de juego de Araujo (min 50). Minutos después, un centro de Boudebouz ha acabado siendo rematado por Maxi Gómez al fondo de la red (1-0, min 67) para abrir el marcador y poner de cara el partido para los locales. Finalmente, un penalti a favor por una mano de Wagué, que Iago Aspas ha conseguido transformar (2-0, min 88), ha acabado por cerrar un duelo que ya es pasado. Porque ahora, tras haber conquistado la Liga, los retos que vienen por delante son mayúsculos. El inmediato, clasificarse para la final de la Champions League.



Fuente de la Noticia

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*