Pasados unos días, y después de caer en Valdepeñas, el salmantino señalaba que “uno le sigue dando vueltas a la cabeza. Hemos pasado una temporada muy dura y todos teníamos como expectativa y objetivo mantener la categoría y dejar al equipo en Primera División”.

“Aun así, pese a todas las circunstancias que hemos pasado y vivido esta temporada, y que se agravaron a partir del mes de diciembre, nadie daba un duro por nosotros y finalmente llegamos al último partido de Liga jugándonoslo todo a cara o cruz”, recalcaba.

En cuanto al último partido en Valdepeñas, el jugador del equipo segoviano afirmaba que “psicológicamente estábamos preparados, llevábamos compitiendo a un alto nivel mucho tiempo. Éramos conscientes de lo que nos jugábamos, nos encontramos un ambiente hostil, los dos equipos luchábamos por el mismo objetivo, solo nos valía ganar pero finalmente no pudo ser”.



Source link

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*