Habla la Afición Grana, por Pablo Sáiz. Se esfumó prácticamente el sueño de permanecer una temporada más en la Liga Adelante. Lo intentó el Real Murcia, pero dos zarpazos finales de los leoneses nos dejaron en estado de K.O.

Afición Grana

La Afición del Real Murcia no paró de animar hasta el gol de la Ponfe.

Bueno, la crónica de esta jornada no la quiero hacer extensa en demasía. No porque quiera o porque tenga desgana de escribir sobre mi equipo, la razón es sencilla. No me siento con fuerzas de hablar de un posible descenso en breve.

Hoy había que ganar. La pasada jornada ante el Guadalajara se debía de haber ganado, pero no se hizo. Confiaba plenamente en sacar algo muy positivo hoy en Nueva Condomina. Hacer un partido enérgico, lleno de embestidas una tras otra, de agobiar al rival, de no dejarle maniobrar,… pero todo fue eso una intención.

Es verdad que nuestro equipo lo intentó, pero creo que no fue suficiente cuando te juegas tanto. También el equipo berciano se jugaba su papel en el play off de ascenso, y está claro que no había venido a Murcia  a pasar el día ni la tarde, ni aprovechar el buen tiempo mediterráneo de sus costas.

La SD Ponferradina puede decirse que nos ha echado el puñado de tierra que faltaba para nuestro entierro. No quiero ser tan trágico, pero el  gol ha sido muy duro no nos engañemos. Estamos a 5 puntos de la permanencia cuando faltan por disputarse 6 y ya es que no dependemos solo del Mirandés, sino que se ha unido el Huesca  e incluso el Racing de Santander.

No quería firmar una crónica tan lánguida, tan fría, tan insustancial amigos pimentoneros. Cuantas veces he tratado de insuflar ánimos a una afición que no dejaba de creer, de apoyar, de animar, incluso hoy se ha dejado la garganta para intentar llevar a su equipo en volandas hacia un hipotético triunfo que ha quedado en agua de borrajas desgraciadamente.

Lo que está claro es que a la afición no hay que ponerla un solo PERO, ¡NI UNO!

Es verdad que ha habido de todo. Gente que ha bajado los brazos cuando ha visto que el equipo se empezaba a descomponer y gente que ha seguido animando, sin importarle la dificultad que entrañaba nuestra precaria posición, y que ha sentido orgullosa sus colores con la misma fuerza que si el equipo se estuviera jugando un puesto de ascenso, ENCOMIABLE.

Pero la cruda realidad nos dice que el equipo ya está en un estado de coma irreversible. La situación es ardua complicada y en verdad que lo que podamos hacer en el Rico Pérez será prácticamente intrascendente.

Manifestación Real Murcia

Manifestación contra Samper, Onésimo y gran parte de los Jugadores

No quiero extenderme más amigos pimentoneros. No quiero ser más duro con este complicado trance por el que estamos pasando. Sólo pido una cosa, que jamás, jamás dejemos de apoyar a esta entidad, a este club señorial y modesto, porque quien realmente merece ese apoyo incondicional es él.

Mucho ánimo amigos y gritemos con más fuerza que nunca…

¡¡¡AÚPA EL REAL MURCIA!!!

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*