Bomba informativa de la Revista española Interviu, siempre se ha especulado con la corrupción en el deporte. Pero esta vez se relaciona a jugadores como a Raúl González Blanco y Cristiano Ronaldo. La policía y los aficionados son los que juzgan, ¿amistades peligrosas o mucho más?

La revista Interviu habla de una presunta pertenencia a mafias de los cuatro.

La revista Interviu habla de una presunta pertenencia a mafias de los cuatro.

«Se presenta en sociedad como el responsable de un entramado social vinculado al sector servicios, si bien esta no es más que una imagen que oculta a uno de los elementos más significativos de las manifestaciones criminales de carácter organizado asentadas en el territorio nacional”.

Así define un informe de la policía la doble cara y la doble vida de Laurentino Sánchez Serrano, alias Lauro, alias Perito, nacido en Colombia, empresario del mundo de la noche madrileña y supuesto dirigente de un grupo mafioso, encarcelado por tráfico de drogas tras la operación Edén, un formidable golpe a las mafias de la noche madrileña asestado por la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid y por la Comisaría General de Policía Judicial, que concluyó con 160 detenidos, 276 kilos de cocaína intervenidos, 27 millones de euros en metálico incautados y 200 millones de euros más en coches y casas bloqueados.
Lauro “genera respeto o temor”, según la policía, debido a los “mercenarios” y a la estructura mafiosa que le respaldan y a “la capacidad de influencia que es capaz de ejercer”. Como empresario influyente, sorprenden sus vínculos con el Real Madrid, reflejados en algunas grabaciones del sumario del caso, en poder de interviú. Así, el 24 de junio de 2009, apenas 13 días después de que se hiciera público el fichaje de Cristiano Ronaldo por el Real Madrid, el teléfono de Lauro recibe una llamada con un encargo urgente:
“Al Cristiano este que va a jugar en el Madrid, ¿tú tienes contactos para enseñarle alguna casa que pueda comprar?”, le preguntan. Y Lauro responde con solvencia: “Estoy en ello, la verdad, a ver si le enseñamos unas cositas. Le tengo preparada novia, casa, coche, lo que quiera”. La conversación continúa y hablan de La Finca, la lujosa urbanización madrileña de Pozuelo de Alarcón donde vive ahora el futbolista portugués. “La única forma sería a través de Raúl o del hijo del presidente, que tenemos una comida mañana con él. Lo miro y te digo algo”, aclara Lauro. Días después, el acusado ahora de tráfico de drogas recibe un sms que le aclara: “eo, ya está lo de cristiano. Tienes que ver quien pones d administrador. Te explico cuando nos veamos”.
Lauro, aficionado al fútbol y a los deportes –de él dice en otra grabación incorporada al sumario uno de sus hombres que comparte entrenadora personal con el Rey de España–, disfrutó del palco en la final de la Copa del Rey que se celebró en Valencia en 2009. Allí estuvo, junto a todo tipo de autoridades, gracias a la invitación de otro de los futbolistas del Real Madrid que conoce: el entonces capitán y ahora en la Liga alemana, Raúl González. Fuentes judiciales confirman a interviú que Lauro y su esposa son amigos del matrimonio González Sanz, al que incluso han visitado en Alemania. Una vez más, el capo mafioso muestra sus conexiones con el mundo inmobiliario: asegura que la casa de Raúl, que está en venta por dos millones de euros, “es una ruina”, y conjetura incluso sobre si el capitán español iba a recibir bien el fichaje de Cristiano Ronaldo. “No sé si quería un vecino así”, afirma en otra grabación, en alusión a que ambos futbolistas iban a compartir urbanización.
Reportaje completo en la revista interviú.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*