La delantera del Real Murcia está lejos de su máximo rendimiento, y es la principal culpable sobre el tapete, de la situación del Real Murcia. El Ruso suma 2 goles en los últimos 20 partidos con el Real Murcia, mientras que Kike sólo ha anotado 1 gol en los últimos 12 partidos con la elástica grana.

Kike y El Roso son los delanteros titulares del Real Murcia. Foto: www.interdeportes.es

Kike y El Roso son los delanteros titulares del Real Murcia. Foto: www.interdeportes.es

El Real Murcia se ha metido en un lío bastante gordo, una temporada más. A principio de temporada con la llegada de un míster que ponía sobre el verde juego, calidad y ganas de competir, se fomentaron las ilusiones que el murcianista se iba creyendo de que este año si era posible. Pronto llegaron las indisciplinas, chiquilladas y salidas nocturnas y falta de compromiso que hizo del vestuario grana un cuartel ingobernable y que le costó el puesto al bueno de Gustavo Siviero. Con la llegada de Onésimo, el Real Murcia no ha perdido las ganas de competir, pero ha perdido calidad, y ganas de jugar el balón. Juego que sin embargo debería de fomentar la participación de los delanteros en un esquema con las líneas tremendamente separadas y con jugadores dessolidarizados, aunque puede que acabe de inventarme un término (no solidarizados), con los compañeros a la hora de ejercer las ayudas en defensa.
Pero la delantera del Real Murcia vive en otro mundo, o cuanto menos en otro club. No quiero decir con ello que no estén comprometidos con el Real Murcia, Kike estuvo con el equipo en 2ªB y es de agradecer, y el Ruso se echó a la espalda al murcianismo con aquel gol ante el Cartagena en el Cartagonova. Pero sus números son el máximo exponente de culpabilidad de la situación por la que está atravesando el Real Murcia.
En el Caso de Kike García sus números sin un tanto a tener en cuenta, 4 partidos sin marcar, y antes estuvo 8 sin hacerlo, es decir, 1 gol en los últimos 12 partidos con el Real Murcia. En total suma 5 goles en 26 partidos, o lo que es lo mismo, un gol cada 5 partidos. El problema de Kike García es en dos sentidos: Por un lado el porcentaje de acierto, sólo un 8 % de sus tiros acaban en gol, y por otro lado no goza de demasiadas oportunidades. El delantero de Montilla del Palancar sólo ha tirado 57 veces 27 de ellas entre los tres palos, y eso es una cifra que está a casi al 50 % de cualquier delantero de segunda división.
De la misma forma en el Caso de Cristian “El Ruso” García, es todavía más crítico. El argentino lleva sin anotar desde el 13 de enero, hace 10 jornadas. Y suma un total de 2 goles en las últimas 20 jornadas con la camiseta Grana. 1 gol cada 10 partidos. Se antoja un tanto escaso. De la misma forma que a Kike, se le presupone la entrega, la garra, el compromiso, pero el bagaje goleador es muy muy pequeño. Los dos suman 5 goles, El ruso sube el porcentaje de acierto a un 10% pero tira menos veces que Kike y, al igual que le ocurre al manchego, es el 50% de los números de cualquier delantero normal de la categoría. Lo bueno que tiene “el Ruso” es que cada 3 tiros a puerta 1 es gol, pero sólo ha tirado 15 veces por lo que…
Podríamos plantear un debate en el que poder ver si el centro del campo les crean las ocasiones y son éstos las que las fallan, o están demasiado solos en la punta de ataque… Pero los números hablan por sí solos. Es el momento de dar juego a otros delanteros. El Caso de Saúl es un Ejemplo, lleva los mismos goles que ellos en la mitad de minutos. Llega el momento de tirar de la cantera, Higinio no será el salvador, pero seguro que tiene números mejores que “los García”, porque peor se me antoja imposible.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*