El Madrid de la Saeta Rubia

Inigualable un equipo con tanto dominio continental, es la mejor plantilla de todos los tiempos, es el Real Madrid de las seis Copas de Europa es el Madrid de la Saeta Rubia.

El Madrid de la Saeta Rubia

11 Histórico del Real Madrid de Di Stefano

Todo comenzó en 1956, ese año fue el comienzo de una leyenda, con un ambiente totalmente en contra y un equipo el, Stade Reims, que comenzó la final de la Copa muy enchufados con un jugador que encandilo al Santiago Bernabéu, pronto se pusieron con dos goles arriba en el marcador Leblond min 6 y Templin min 10, pero entonces apareció la magia echa futbolista apareció la Saeta, apareció Alfredo Di Stéfano, que con el equipo a sus espaldas consiguieron empatar el partido antes del descanso. Pero comenzó la segunda parte, y los galos se adelantaron gracias a un gol de Hidalgo, el partido parecía que no se les podía escapar, pero entonces los blancos incrementaron el ritmo y fueron a por la remontada. Primero Marquitos consiguió el empate y el gol de la victoria lo consiguió Rial, así consiguieron la histórica primera Copa de Europa.

El año siguiente 1957 El Madrid no podía fallar, era el actual campeón, con todas sus estrellas y además jugaba en su campo. Chamartín fue una fiesta por todo lo alto, 120 mil personas verían esa final ante la Fiorentina, un equipo Italiano que lo paso muy mal en las eliminatorias previas, ya se sentían afortunados por haber llegado a la final. Todo parecía preparado para que el Madrid ganara su segunda copa de Europa con facilidad, pero nada mas lejos de la realidad, los delanteros merengues no estaban afortunados de cara a gol, pero por fin un dudoso penalti convertido por Di Stéfano consiguió poner al Madrid delante en el marcador. El estadio era un clamor de emoción y la fiesta la culminó Paco Gento con un gol en los últimos minutos, el Real Madrid conseguía su segunda Copa de Europa.

Estadio Heysel, Bruselas (Bélgica) año 1958 en la final el actual bicampeón el Real Madrid y enfrente el A.C. Milán, el poderío físico hecho equipo. La final fue de lo más vibrante, los italianos se adelantaron por dos veces en el marcador, pero el Madrid se sobrepuso en ambas ocasiones logrando la igualada. Así con empate a dos se llegó a la prorroga momento en el que Paquito Gento en el último minuto del partido cosechó un gol de bella factura que le dio al Madrid su tercera Copa de Europa. Alfredo Di Stéfano fue el máximo artillero del campeonato con 10 goles.

En 1959 La Copa de Europa se ganó en la Semifinal, El rival fue otro equipo español, el Atlético de Madrid, en la final ya esperaba el Stade Reims y todo el mundo veía favorito al equipo que pasase la semifinal española. La semifinal fue igualadísima el Madrid tenía ventaja del partido de ida 2-0 pero en el Vicente Calderón los rojiblancos pusieron muy cara la derrota, muy pronto se adelantaron en el marcador, y cuando parecía que llegaría el empate de la eliminatoria, lo que llegó fue el empate en el marcador y los blancos pasaron a la final. El estadio Neckarstadion, Stuttgart (Alemania) fue testigo de la cuarta Copa de Europa merengue, el partido fue fácil, porque en el minuto 2 ya ganaba el Madrid con gol de Mateos, y Di Stéfano en el 47 culmino el triunfo.

Para mucha gente la final entre el Real Madrid y el Eintracht Frankfurt de 1960 fue el mejor partido de la historia. Los blancos se presentaban con su mismo bloque que le había hecho ganar 4 Copas de Europa, pero un nuevo fichaje el bombardero Ferenc Puskas. El estilo de juego germano se le atragantó inicialmente al Madrid, que no supo reaccionar ante el poderío físico y la velocidad Alemana, teniendo que afrontar un gol en contra. Pero ya al descanso los merengues le habían dado la vuelta al partido. El segundo periodo fue otro cantar, los jugadores blancos empezaron a mover el balón con rapidez, descolocando la ordenada defensa del Eintracht. Comenzó en ese momento el recital de la delantera merengue en especial el «gordito» Puskas, convirtiendo al guardameta Loy y a los postes en los protagonistas del encuentro. El conjunto Alemán, a pesar de llevar un marcador claramente adverso, no se resignó nunca a ser humillado, y logró hasta dos tantos en la segunda parte. Di Stéfano con 3 goles y Puskas con 4 fueron los más destacados de una final que para muchos es sin duda uno de los mejores encuentros que se han jugado en la historia. Además Puskas quedó pichichi del torneo con 12 goles y segundo Di Stéfano con 8. Así el Real Madrid consiguió su pentacampeonato.

En 1966 ya sin el Genio Di Stéfano el Madrid se enfrentaba en la final al Partizán de Belgrado, entonces «Gento y los Ye-Ye» Zoco, Pirri, Amancio…se convirtieron en los sucesores de los históricos que consiguieron las 5 Copas de Europa, y no fallaron, ganaron 2-1 al Partizán y el Madrid ganó su sexta corona.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*