El regreso de Nikola Mirotic


La ensoñación se hizo rumor, el rumor se transformó en noticia y la noticia se hizo realidad. Lo que empezó siendo una quimera deportiva acabó convirtiéndose en el gran fichaje del baloncesto continental. El regreso de Nikola Mirotic a la acb supuso un golpe al orden preestablecido en los últimos años y un cambio de tendencia por la que la liga española se refuerza y se muestra con un lugar perfecto para competir al mejor nivel. Los mejores jugadores en la mejor competición.

Así lo entendió que en una arriesgada apuesta decidió firmar por el Barça. Criado en la cantera del Real Madrid, el ala pívot internacional con la Selección Española, se guio por su instinto y en una valiente decisión regresó a sus orígenes competitivos para volver a disfrutar con la esencia del baloncesto y sentir nuevamente el hormigueo único que causa en los deportistas el pelear por títulos.

Y su estreno no pudo ser mejor. Mucho se fabuló y mucho se habló de ello y la realidad superó cuanto se pudo pensar. El ala-pívot hispano-montenegrino finalizó el encuentro con 39 créditos de valoración gracias a una anotación exprés 27 puntos en menos de 27 minutos que evidenció su clase y capacidad ofensiva única.

Mirotic había vuelto. Con su tradicional lanzamiento exterior, su capacidad de girar y lanzar en distancias medias, pero añadiendo una mayor presencia cerca del aro que lo ha convertido, si cabe, en un jugador más indefendible en su vuelta a la competición nacional. Nikola Mirotic igualó a Felipe Reyes para firmar el mejor comienzo individual en Liga Endesa en los últimos 20 años, con 30,8 de valoración en las 4 primeras jornadas. Fue, también, el inicio más anotador (24,8) en la última década.

Mucho se habló de las formas de frenarlo, de estrategias, de ayudas defensivas, de sistemas que minimizaran su influencia en el juego o de elucubraciones sobre la forma de desactivarlo. Todas ellas, salvo raras y contadas excepciones no han surtido efecto y en los 20 partidos que ha disputado en Liga Endesa siempre ha sumado dobles dígitos en anotación.

Su media es de 20 puntos por encuentro, lo que supone casi ocho puntos más que el tope logrado en la temporada 2012-13 (12,2), pero es que Niko es un jugador mejorado en todas las facetas del juego, un jugador total que promedia más puntos, más rebotes, más asistencias y más recuperaciones que en cualquiera de sus mejores temporadas previas.

De hecho, en lo que llevamos de temporada, Niko Mirotic ha establecido sus topes ligueros en puntos (33 en la jornada 3), triples (4 en las jornadas 4 y 16), asistencias (6 en la jornada 3), recuperaciones (5 en la jornada 3) y tapones (3 en la jornada 4). Un dato que deja a las bien claras el estado de forma y la jerarquía con la que ha desplegado su baloncesto por las pistas de la Liga Endesa.

Esas cifras se han traducido en galardones y esta misma temporada fue designado MVP de las jornadas 1 y 4 (anteriormente acumulaba tres nominaciones) y de los meses de octubre y noviembre (anteriormente ya lo fue en una ocasión). Notable fue su actuación durante octubre cuando promedió 22,7 puntos de media, 7,0 rebotes, 2,5 asistencias y para una media de 30,0 créditos de valoración.

Semana tras semana el impacto de su juego, su baloncesto diferencial y capacidad para decidir en momentos determinantes han agrandado su figura con cada crónica o titular que sus actuaciones despertaban. “Mirotic Despega” tituló el Mundo Deportivo destacando su papel decisivo en el parcial que resolvió la victoria. “Superestrella Nikola Mirotic” resaltaba Marca en un artículo donde se resaltaba su influencia en los primeros meses de competición. «Mirotic, ¡Qué bueno que viniste!» escribió en noviembre y con un “Mirotic, sinónimo de MVP” cerró el diario Sport sus páginas incidiendo en lo determinante de su regreso a la Liga Endesa.

Cuando hace poco menos de un año se empezó a dibujar el regreso de Nikola Mirotic, todo parecía un ejercicio de mayúscula ensoñación pero que sería de la vida si antepusiéramos siempre la razón a la emoción. El deporte no siempre entiende de lógicas, no se basa únicamente en datos objetivos y la lógica a veces se aparca para dejar que entre en juego lo subjetivo… de todo aquello que estamos formados los sujetos.

Gracias a todo ello, Nikola Mirotic está de vuelta en la Liga Endesa y los aficionados del Barça y de toda la liga disfrutan de las exhibiciones de un jugador único, de un deportista diferente con una calidad que le predispone para el baloncesto y que semana tras semana le ha permitido convertirse en uno de los grandes referentes de la competición despertando alrededor de su figura nuevas ilusiones y expectativas entre los seguidores blaugrana.



Fuente de la noticia

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*