El reto del tricampeonato de Arturo Vidal


Después de ganar la Copa América de los años 2015 y 2016 con Chile, el jugador del Barça se encuentra inmerso en una nueva edición de la competición. Debutará contra Japón esta madrugada.

Comienza la defensa de la doble corona para Chile. Después de levantar la Copa América 2015 y la Copa América Centenario 2016, la selección de Arturo Vidal inicia su aventura contra Japón, esta madrugada, con el objetivo de empezar con buen pie la fase de grupos.

Una victoria sería un paso importante hacia la clasificación para los cuartos de final, en un grupo que Chile comparte con Ecuador, Japón y Uruguay (los dos primeros de cada grupo y los dos mejores terceros pasan a la siguiente ronda). El triunfo aún es más importante porque la Uruguay de Luis Suárez ganó 3-0 a Ecuador y ya suma los primeros tres puntos.

En esta Copa América, sin embargo, el reto de Chile es mayúsculo, aunque en caso de éxito la catapultaría a la cima de la historia del fútbol sudamericano. Porque si consigue levantar el trofeo, sería la tercera vez de manera consecutiva que lo hace, después de 2015 y 2016.

La defensa de la doble corona

La historia de los campeonatos de Chile y la Copa América se remonta a hace cuatro años. Chile llegaba a la edición de 2015 como anfitriona, pero sin ser la favorita. De hecho, nunca había conseguido ganar el campeonato. Pero todo comenzó bien (y aún acabaría mejor).

De la mano de Jorge Sampaoli, ‘La Roja’ fue primera de su grupo, el A, tras ganar a Ecuador (2-0), empatar contra México (3-3) y ganar a Bolivia (5-0). Fase de grupos en que Arturo Vidal fue una pieza clave, tras marcar un gol en el partido inaugural y un doblete en el empate contra México.

Clasificados para la fase final, Chile pasó rondas ganando a Uruguay (1-0) y a Perú (2-1). Vidal, que no marcó, sí fue un jugador importante en los esquemas de Sampaoli. También en la final, contra la Argentina de Messi, donde fue titular. Una final que, tras el 0-0, se acabó decidiendo en los penaltis -Vidal transformó el suyo. Sería el primer campeonato de la historia de Chile. Un éxito mayúsculo, conseguido en casa, que aún se hizo más grande la temporada siguiente, en una edición especial conmemorativa de los 100 años del primer torneo.

En Estados Unidos, Chile -con Pizzi como seleccionador- terminó segunda de grupo, tras perder contra Argentina (2-1), pero ganando a Panamá (4-2) y a Bolivia (2-1), con doblete de Arturo Vidal. El camino hacia la final, sin embargo, fue inmaculado, con un contundente 0-7 contra México y un 0-2 contra Colombia.

La final, nuevamente contra la Argentina de Messi, seguiría el mismo patrón que la anterior: 0-0, tanda de penaltis y triunfo para una Chile que, con Vidal como titular, levantó el segundo torneo de su historia, el segundo de forma consecutiva. Ahora, ¿habrá tercero?



Fuente de la Noticia

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*