Cero a cero en el Iberostar Estadio

El Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol sumó un punto importante en su visita al Iberostar Estadi ante el RCD Mallorca. El empate a cero fue el sorprendente resultado de un partido con varias ocasiones importantes para ambos equipos, sobre todo para el UCAM Murcia, que en botas de Jesús Imaz bien pudo haber roto la igualada con un disparo a puerta vacía en el que el balón hizo un extraño antes del golpeo y se acabó marchando fuera. Por su parte, Biel Ribas despejó una volea a bocajarro desde el punto de penalti en el último instante del choque.

Fue el cuadro bermellón quien se hizo con la pelota en los primeros compases del encuentro, buscando la meta rival con posesiones y triangulaciones que apenas conseguían resultado gracias al orden universitario. De hecho, los primeros acercamientos fueron débiles intentonas de Nono, con un disparo lejano que golpeó en la defensa, y centros al área por parte del Mallorca, que no supusieron apenas problemas.

Tras los primeros 25′, el UCAM Murcia tomó las riendas y comenzó a generar peligro. Primero Imaz con un disparo desviado y luego Basha, con un chut colocado que se marchó lamiendo el poste. Acto seguido, Nono buscó el gol pero su disparo lo despejó Santamaría. Al filo del descanso, el conjunto azul y dorado pidió penalti por una acción sobre Jesús Imaz.

La segunda parte comenzó con un disparo de Pol Roigé que salvó Biel Ribas con el pie. Fue una gran ocasión en la que casi se adelanta el cuadro bermellón. No tardó en dar la réplica el equipo de Salmerón: Nono, por la izquierda, puso un pase de la muerte a Imaz y este, a puerta vacía, no consiguió romper el empate. El 20 del UCAM Murcia iba a volver a tener la ocasión de hacerlo, y unos minutos después casi remata un centro medido de Tekio en el área pequeña. No había tregua, pues acto seguido Morillas estrelló un disparo potentísimo en el poste derecho de la meta balear.

El Mallorca se estiró y buscó el gol con una jugada de Pol Roigé, pero Moutinho no estuvo acertado. Luego, Imaz volvió a tenerla con un centro raso de Collantes, pero su disparo, ante Santamaría, se marchó alto. Moutinho gozó de la réplica instantes después con un chut dentro del área que se estrelló en la parte lateral de la red. Y Guichón casi conecta un cabezazo en el área chica que hubiera supuesto el 0-1. Al final, cuando el árbitro estaba a punto de mandar a los jugadores al vestuario, una volea a bocajarro desde el punto de penalti llevó la alegría momentánea a la grada del Iberostar Estadio, pero allí apareció Biel Ribas para sacar una mano milagrosa y despejar el balón muy lejos.

Así, y tras un partido vibrante que bien pudo tener cualquier otro resultado, el UCAM Murcia se acuesta con una racha de seis jornadas sin conocer la derrota en la siempre difícil LaLiga 1|2|3.

Ficha técnica:

Real Mallorca: Santamaría, Company, Oriol, Raillo, Pol Roigé, Salomao (Moutinho, 64′), Óscar Díaz (Brandon, 64′), Juan Domínguez, Culio, Yuste y Damiá Sabater (Dalmau, 74′).

UCAM Murcia; Biel Ribas, Tekio, Hugo Álvarez, Basha (Guichón, 76′), Nono (Collantes, 63′), Morillas, Albizua, Juanma (Natalio, 56′), Imaz, Juande y Tito.

Goles: –

Tarjetas: Juande, 32′; Tito, 42′.

Incidencias: 9.135 espectadores en el Iberostar Estadi.



Source link

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*