El líder de la Liga se ha impuesto al Deportivo y ya tiene la mente puesta en el trascendental partido frente al Milán, un resultado que en Champions les llevaría a la prorroga. Jordi Roura fue protagonista al dejar a Messi en el banquillo y dar la alternativa a Alexis Sánchez, que respondió a la confianza del técnico abriendo el marcador y asistiendo a Messi.

David Villa celebra con Alexis el tanto conseguido del chileno. Foto: www.fcbarcelona.com

David Villa celebra con Alexis el tanto conseguido del chileno. Foto: www.fcbarcelona.com

 

 

PRIMERA DIVISIÓN | BARCELONA 2 – 0 DEPORTIVO

 

 

Jordi Roura sorprendió de inicio con la suplencia de Leo Messi en el Camp Nou, y dando la alternativa a Tello, Villa y Alexis en punta de ataque. El mensaje del segundo de Tito estaba claro, el partido importante era el de octavos de final de Liga de Campeones frente al Milán y no el de esta noche. El encuentro comenzó según el guión previsto, el Barça se hizo dueño del balón desde el primer minuto y pronto disfrutó de las primeras ocasiones. El primero en probar suerte fue Cesc Fábregas, quien tras recibir un gran pase de Dani Alves, no supo definir dentro del área y disparó por encima de la portería defendida por Aranzubía, era el minuto 15.

 

 

Era tan sólo el principio de un sinfín de ocasiones que pudieron abrir el marcador, las más claras fueron un disparo al poste de Alexis dentro del área y un mano a mano fallado por David Villa. El Deportivo se limitaba a aguantar el chaparrón y tratar de salir al contragolpe, sólo la actuación de Aranzubía mantenía con vida al colista de la Liga. Y así fue hasta el minuto 38, cuando en la enésima ocasión blaugrana Alexis remató a gol un buen centro de Dani Alves (1-0). Los hombres de Jordi Roura se adelantaban en el marcador al filo del descanso y afrontaban con más tranquilidad la segunda parte.

 

 

Tras el descanso no varió absolutamente nada y el Deportivo salió a encerrarse de nuevo. El Barça, ahora con ventaja en el marcador, recogió con gusto el guante lanzado por Fernando Vázquez y se limitó a dormir el juego manteniendo la posesión del balón. El encuentro entró en una fase de sueño y bostezo, sólo interrumpida por la ovación en la entrada de Leo Messi y Andrés Iniesta, que sustituyeron a David Villa y Thiago. Resultaba extraño, pero el equipo visitante parecía firmar la derrota por la mínima a pesar de jugarse la permanencia, una actitud incomprensible.

 

 

En los minutos finales el ‘hambre’ de Leo Messi sirvió para ampliar diferencias en el marcador y batir un nuevo récord, el de anotar durante dieciocho jornadas consecutivas. El argentino se asoció en la frontal del área con el protagonista de la noche, Alexis Sánchez, se plantó ante Aranzubía y le batió por alto con un ligero toque de crack (2-0) en el minuto 88. No hubo tiempo para más y el colegiado, Pérez Montero, decretó el camino de los vestuarios. El Barça ya sólo piensa en el encuentro de Liga de Campeones frente al Milán en el que se juega media temporada, mientras que el Deportivo ve como se escapa el sueño de la permanencia.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*