Monólogo del equipo de Simeone en el mejor partido de la temporada por parte del Atlético de Madrid. Falcao con dos goles, el segundo un tremendo latigazo desde la frontal, Miranda y Adrián obligan al Valencia a remontar en Mestalla. Jonas y Ricardo Costa mantienen con vida al equipo ‘ché’.

Diego pelea por un balón dividido. Foto: www.clubatleticodemadrid.com

Diego pelea por un balón dividido. Foto: www.clubatleticodemadrid.com

 

ATLETICO DE MADRID 4 VALENCIA 2 – EUROPA LEAGUE

 

 

 

¿Papa, por qué somos del Atlético? Esta mítica pregunta tiene una respuesta sencilla: el partido que cuajó el equipo de Simeone ante el Valencia. El conjunto colchonero realizó un despliegue de fútbol y goles ante un Calderón entregado, el mejor partido de la temporada. Y al final todo el que acudió al estadio rojiblanco se fue contento pero con la mosca detrás de la oreja.

 

 

El resultado, por extraño que pueda parecer, no hace justicia a los méritos de uno y otro equipo. El Valencia salió vivo del Calderón gracias a dos jugadas a balón parado, dos córners en la prolongación de la primera y la segunda parte. Lo demás fue eclipsado por un señor partido de los de Simeone.

 

 

UN ATLETICO IMPARABLE
Desde el primer minuto se vio que el Atlético de Madrid salía con la idea de no especular, jugó como si no hubiera partido de vuelta. A los tres minutos Alves comenzó su recital tras un disparo de Diego. La jugada llegó por la derecha, un auténtico coladero en la primera parte y por la que Turan y Adrián hicieron lo que quisieron.
El Valencia trataba de achicar agua de forma frenética mientras Turan, el mejor del primer acto, volvía loco a Jordi Alba y todo el que salía a su paso. Así llego el primer gol. El turco peleó por un balón ante Rami, rebaño el centro que tras tropezar en Jordi Alba fue a la bendita cabeza de Falcao. No falló el colombiano.

 

 

El Calderón era una auténtica olla a presión, consciente de lo que se jugaba el equipo. Mientras el Valencia abusaba de balones largos sobre Soldado, que no logró conectar su primer remate hasta pasada la media hora de juego.

 

 

La única ocasión del Valencia, al margen del gol de Jonas, fue un remate de Rami a la salida de un córner. Cuando parecía que el Atlético se iría con ventaja al descanso, Jonas pescó un balón peinado por Rami en el segundo palo. La bronca fue tremenda porque el gol llegó con el descuento ya cumplido.

 

 

FESTIVAL ROJIBLANCO EN LA EUROPA LEAGUE

 

Atlético de Madrid – Valencia – Diego
El empate le sentó fatal al Valencia y encendió al Atlético que salió de los vestuarios con un hambre desconocida. A los tres minutos de la reanudación Diego la puso templada al área y Miranda batió a Alves con un testarazo inapelable. La defensa del Valencia pudo hacer más pero no era su noche.

 

 

ADRIAN IRA A LA SELECCIÓN SI O SI

 

Atlético de Madrid – Valencia – Adrian

 

Aún andaba celebrando la grada el tanto cuando Adrián se inventó su joya de cada noche. Encaró a Víctor Ruiz y tras dejarlo por el suelo cruzó de forma magistral ante Alves. El Calderón era una fiesta.

 

 

Siguió atacando el equipo de Simeone como si fuera el que tuviera que remontar hasta que Falcao armó la jugada de la noche. Recibió el colombiano en carrera. Encaró a dos defensores y tras escorarse por la frontal soltó un latigazo a la escuadra de Alves. Al larguero y para dentro. No se lo creía la afición colchonera.

 

 

Simeone realizó tres cambios para acabar de matar el partido. Todo parecía acabado pero de nuevo el Valencia encontró un premio inmerecido. Un saque de esquina de Tino Costa en el 93 sirvió a Ricardo Costa para marcar un gol que da esperanza a los valencianistas para la vuelta.

 

 

El Calderón rumió su suerte, no podía ser tan bonito. Pese a todo, el equipo colchonero tiene el billete a Bucarest en su mano.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*