Fernando Alonso voló como el viento este 14 de abril de 2013 y se impuso de forma contundente en el Gran Premio de China. Si alguien aún tenía dudas sobre las prestaciones de su Ferrari, el asturiano se las resolvió. Después de su victoria en China, queda muy claro que la escudería tiene coche para luchar por el título y que cuenta con el mejor piloto del momento para llevarlo hasta lo más alto del podio al final del campeonato.

 

Fernando Alonso tras finalizar el GP de China colocó su monoplaza en la posición del campeon. Foto: www.fernandoalonso.com

La única pega para Ferrari es que Massa no subiera también al podio. El brasileño no pudo llevar una estrategia perfecta al ir a remolque de Alonso, pero tampoco mostró un ritmo de carrera como el del asturiano ni adelantó a los rivales tras cada detención en boxes con la misma solvencia. Al final acabó sexto a más de 30 segundos de su compañero.
Hamilton y Räikkönen mantuvieron una intensa batalla por el segundo puesto. El británico tenía más velocidad con los neumáticos nuevos, pero los degradaba demasiado rápido, en lo que parece ser el talón de Aquiles de los Mercedes. El finlandés no tuvo el ritmo de carrera esperado, pero pudo superar a Hamilton adelantando su tercer y último cambio de ruedas. Eso sí, Kimi tuvo suerte de acabar la prueba pues cometió un error adelantando a Sergio Pérez, una colisión que solo le produjo ligeros daños en su monoplaza.
En la cuarta posición hubo un duelo a distancia entre dos pilotos que siguieron estrategias muy diferentes a los de la cabeza. Jenson Button sólo hizo dos paradas y demostró su maestría conservando los neumáticos. Sebastian Vettel, que también comenzó la carrera con ruedas duras (sus rivales lo hicieron con blandas), llevó un ritmo de paradas diferente al de los pilotos de cabeza y llegó a liderar la prueba en algunos momentos por este motivo. Gracias a esta estrategia, el alemán hizo un último sprint rapidísimo e incluso peleó con Hamilton el tercer puesto del podio en la última vuelta.
A pesar de haber minimizado daños con el cuarto puesto de Vettel, fue un fin de semana para olvidar en Red Bull. Por primera vez desde hace años no tuvieron el coche más rápido en calificación, ni mucho menos en carrera, donde Alonso machacó a Vettel. Pero lo peor fue todo lo que sucedió con Mark Webber en el fin de semana. Tras el desastre de la gasolina en la clasificación, el australiano salió desde el pit, tuvo un toque con Vergne (equipo “amigo”) y abandonó al perder una rueda que le apretaron mal en su último pit stop. Tras la ¡guerra de Malasia” entre sus dos pilotos, es imposible que no surjan las suspicacias y las preguntas, pues ese tipo de cosas nunca le suceden a Vettel.
En las posiciones intermedias, destacar las buenas carrera de Di Resta, que llevó su Force India a la séptima posición, y de Ricciardo, que acabó octavo con un Toro Rosso que ha ganado mucha competitividad. En el lado negativo, el mal ritmo de Grosjean (9º) y Sergio Pérez (11º); y el accidente que Esteban Gutiérrez provocó al embestir a Adrian Sutil, cuyo coche acabó en llamas en boxes.
Vettel, Webber, Raikkonen, Bottas, Ricciardo, Chilton, Button y Grosjean serán investigados por usar el DRS con banderas amarillas.
Así queda la clasificación del Mundial:
1. Vettel 52
2. Räikkönen 49
3. Alonso 43
4. Hamilton 40
5. Massa 28

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*