imola2021comp.jpg


Hay algo místico en Imola. Incluso desprovisto del caldero burbujeante de intensidad creado por las gradas llenas de tifosi, es un lugar inmensamente especial y un circuito que te lleva atrás en el tiempo y la memoria.

El jueves de la carrera de este año tuve la suerte de sentarme con Fernando Alonso para repasar el ahora infame Gran Premio de San Marino 2005. Puede que no haya sido su primera victoria en una carrera, pero para muchos fue el día en que el español realmente llegó al deporte. Para defenderse de los avances de Michael Schumacher de Ferrari, que había estado conquistando durante cinco temporadas consecutivas y recientemente coronado siete veces campeón del mundo, la antorcha se estaba pasando de una generación a la siguiente.

ANÁLISIS: Cómo Verstappen ‘ganó’ la salida contra Hamilton en Imola

Fernando ganaría no solo la carrera, sino el Campeonato del Mundo. Ni un año ni cinco meses después, Michael anunciaría su retiro del deporte.

Estos cambios generacionales son de importancia clave en la historia del deporte, sin embargo, como comentó Fernando el jueves, rara vez te das cuenta de la importancia de la ocasión en el momento. Solo con el tiempo resuena realmente su importancia.


Schumacher anunciaría su retirada de la F1 tras ganar el GP de Italia de 2006

Y, por lo tanto, debería resultar algo apropiado que el Gran Premio de Imola destaque una vez más ese posible cambio de guardia.

No pasó desapercibido para muchos que en 2021, al igual que en 2005, un pretendiente al trono de 23 años derrotó a un siete veces campeón mundial de Fórmula 1 de 36 años en la supuesta cima de sus poderes. Lo hizo con una demostración de fuerza y ​​una conducción fascinante que reflejaba que un joven ganador del Gran Premio ahora estaba completamente redondeado y era capaz de representar una seria amenaza para el orden establecido. Que el siete veces campeón ya no estaba en el mejor auto en el campo era otra similitud, sin embargo, mientras volaba por el campo, al igual que en el 2005, no se podía negar que todavía tenía el ritmo para competir. Y que su piloto no mostraba signos de reducir la velocidad.

TREMAYNE: Ferrari está mostrando brotes verdes de recuperación, pero ¿sus fanáticos les darán la paciencia que necesitan?

Incluso había un joven piloto británico en el podio de un equipo británico, un hot shot ampliamente considerado con, se creía, potencial de campeón mundial. Los libros de historia, por supuesto, registran que Alex Wurz ocupó el tercer lugar, pero fue Jenson Button quien subió al podio de Imola en 2005, antes de que BAR fuera eliminado del récord por su tanque de combustible de reserva algo travieso. No habrá tales preocupaciones para McLaren y Lando Norris en 2021.

Un campeón del mundo terminó con un minuto de retraso respecto al ganador. En el ’05 ese hombre era Jacques Villeneuve, en un Sauber, en lo que sería cuarto por la descalificación de BAR. En 2021, fue el hombre que iluminó la pista y defendió su ventaja para arrebatarle la antorcha a Schumacher 16 años antes y quien, de manera similar, se benefició de una penalización posterior a la carrera.



1313132403

El auto de Hamilton puede no ser tan dominante como lo fue en 2020, pero no ha mostrado signos de desaceleración

Por supuesto, la carrera de Imola en 2021 no solo destacó el posible cambio de paradigma de Hamilton a Verstappen. Con Lando Norris en el podio, Charles Leclerc perdiéndose por poco y los titulares, tanto positivos como negativos, girando alrededor de George Russell y Yuki Tsunoda, fue una carrera que mostró una vez más la fuerza en profundidad que existe en la próxima generación de superestrellas de la F1. .

Pero al igual que en 2005, esa generación joven que se abre paso también significa que hay una generación entera atrapada en el medio y que podría quedar fuera. Una generación cuyo tiempo había caído en última instancia y, lamentablemente, precisamente en el mismo período que uno de los grandes de todos los tiempos estaba realizando el tipo de actuaciones que imaginamos que nunca volveríamos a ver y estableciendo récords que, todos creíamos, nunca se romperían. .

LEER MÁS: El personal de Mercedes de larga data revela la ‘angustia’ de que Schumacher no pudo ganar para Silver Arrows

De todo el campo de Imola 2005, solo dos pilotos más allá de Alonso ganaron un campeonato mundial en los años siguientes. Eran Jenson Button y Kimi Raikkonen. Personas como Jarno Trullis y Giancarlo Fisichellas habían vivido sus mejores días, aunque todavía no lo sabían. Villeneuve se retiraría la próxima temporada, Ralf Schumacher un año después, luego David Coulthard y Takuma Sato en el ’08 y Fisichella en el ’09. Trulli, Nick Heidfeld y Rubens Barrichello aguantarían hasta 2011. Al igual que Tonio Liuzzi, quien, en 2005 y como actual campeón de la F3000, había sido visto junto a Alonso como uno de la próxima generación que tenía el potencial de definir la próxima década.

Tal como estaban las cosas, los tres pilotos que se repartirían 12 de los campeonatos durante los 16 años hasta 2021 ni siquiera habían debutado en la F1. Con 18, 19 y 20 años en 2005, Sebastian Vettel, Nico Rosberg y Lewis Hamilton esperaban entre bastidores.

Alonso recuerda su épica batalla con Schumacher en Imola 2005

Deja la cuestión de quién podría caer en la categoría de aquellos que podrían haber perdido su tiempo. Los que el destino finalmente dieron una buena mano, pero no la gran mano y las cartas ganadoras que deseaban y que algunos, posiblemente, merecían.

¿Son Vettel y Alonso los Coulthards y Villeneuves de la manada, en el camino cuesta abajo desde el pináculo que habían adornado tan magníficamente? ¿Podría Bottas ser el Barrichello, bien querido y bien considerado, pero en última instancia nunca lo suficientemente cerca del hombre que establece los récords para luchar por la corona? ¿Es Pérez un Mark Webber, sólidamente confiable, pero cuando finalmente se le dio la oportunidad de enfrentarse al joven zapato en Red Bull destinado a caer predominantemente bajo su sombra?

MIRAR: El viaje de Sergio Pérez de joven hotshot a ganador del Gran Premio en Rise of the Rookie

¿Y Ricciardo? ¿Va a ser un Fisichella, nunca en el equipo adecuado en el momento exacto para mostrar realmente su temple … o todavía tiene el alcance para ser el Button o el Raikkonen y salir de ese espacio incómodo para ganar no solo contra los vieja guardia pero la cosecha más joven inundando la red? Sabe que no tiene para siempre. Él, como Pérez, tiene 31 años. Tanto Button como Raikkonen ganaron sus títulos, contra todo pronóstico, a los 29.

De manera fascinante, la charla de la mayoría de aquellos que podrían encontrarse en esa generación perdida es sobre su necesidad de adaptarse a un nuevo entorno. Pérez en Red Bull, Ricciardo en McLaren. El escolta mayor de Alonso en Alpine y Vettel en Aston Martin. Cuando uno mira lo comparativamente rápido que Sainz se ha puesto al día en Ferrari, aunque es cierto que todavía le queda mucho camino por recorrer hasta estar completamente cómodo y seguro, ¿la longevidad en el deporte significa que hay mucho más que desaprender, mucho más arraigado que es difícil de volver a aprender? ? ¿La juventud, nuevamente, tiene el beneficio?



1232383106

Justo cuando el joven británico Jenson Button subió al podio en 2005, Lando Norris terminó tercero en Imola en 2021. Aunque el equipo de Button fue posteriormente descalificado.

Quizás uno solo necesita mirar hacia atrás a Bahrein al final de la temporada pasada, y el Gran Premio de Sakhir. Sí, se subió al mejor auto del campo, pero no hubo tiempo para adaptarse, no hubo tiempo para aprender. No hay período de gracia de cinco carreras. Segundo clasificado. Debería haber ganado. George Russell no puso excusas. No necesitaba ninguno.

Como dijo Fernando, estos cambios generacionales son momentos increíbles que quizás solo apreciamos realmente después de los hechos.

Estamos viviendo uno ahora mismo.

Disfruta cada vuelta.



Fuente de la noticia

Fuente de la imagen: formula1.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *