Habla la Afición Pimentonera por Pablo Sáiz. Se consumó definitivamente nuestro descenso a los infiernos. Un descenso que poco a poco se fue gestando y que al final, salvo milagro extra deportivo, tengamos que sucumbir en él.

Afición Pimentonera

Aficionados del Real Murcia

Hola amigos pimentoneros. ¿Qué os voy contar en el día de hoy en mi crónica?, pues la verdad que una resignación tras meses y jornadas de ilusión y esperanza, que han culminado en un descenso que ya iba acechando desde hace unos pocos meses.

Y es que solo nos queda la esperanza de que algún otro equipo no cumpla los deberes económicos, que no deportivos, y nos sirva como moneda de cambio para quedarnos una temporada más en la categoría que nos merecemos como mínimo, y de la cual somos los reyes absolutos.

Pero es tan lejano el sueño, que no imposible, que ya nos vamos haciendo idea de que de nuevo tendremos que pedalear muy fuerte para conseguir ascender a la liga de plata.

Y es que ayer el Hércules fue equipo que lo intentó, no se apreció que nos tuvieran que regalar el partido a priori, como se iba especulando días antes. Fue un equipo que tuvo sus ocasiones, pero es verdad que el Real Murcia quiso intentar la proeza también, pero al final todo esfuerzo quedó muy lejos de la orilla.

0-2 y descendido, tragedia griega en todo su esplendor. Pero si me tengo que quedar con un descenso doloroso  y cruel, ya sabéis que ese fue el de Montilivi. Como eso, nada que se le parezca. Y eso que este descenso deportivo ya lo íbamos mascando, unos con cierta seguridad y otros con bastante recelo, pero la amenaza era cada vez más real y presente, sobre todo tras el batacazo frente a la SD Ponferradina.

Pero amigos, la temporada toca a su fin, y esto ya se va acabando. No sé en que quedará todo esto. Si podremos alcanzar la 19ª plaza, si algunos de los equipos que están salvados deportivamente, no hagan sus deberes extra deportivos y sucumban a un descenso obligado. No lo sé la verdad. Pero lo que sí que sé, es que este equipo es más que un equipo. Un club que es más que un club. Una afición que vale su peso en oro, ya  la cual quiero felicitar por su viaje a Alicante y apoyando de cerca de los nuestros. Tanto ellos como los que estuvieron de cara a la televisión, siguiendo por Marca TV las incidencia s de los partidos, así como los que tenían su oreja pegada a la radio, no dejaron a su equipo de lado. Es verdad que la situación era más que desesperada, pero aún así, la afición murcianista no tiene límites, es una afición que merece un reconocimiento excelso por todo lo que hace por su Real Murcia. Incluso de su paciencia, con lo que durante estas semanas esta ocurriendo en el ámbito institucional.

Desde luego esta afición merece una calle o un monolito en Murcia, porque si hay un “jugador” que siente sus colores, no mira el dinero y trabaja para el equipo esa es sin duda su AFICIÓN.

Y estemos donde estemos vamos a conseguir que nuestro Real Murcia siga adelante, porque aunque la temporada 2012-2013 haya sido nefasta y puñetera, este motor que ruge por el Real Murcia nunca podrá detenerse, ya sea en Segunda B, en Tercera o donde sea, porque el Real Murcia es EL REAL MURCIA,  un equipo CAMPEÓN, orgullo de su gente, patria de su corazón. Tanto es el amor que se le profesa, que no habrá día sin que la voz, de toda la afición pimentonera grite que ES EL MEJOR.

Aún queda una jornada más amigos. Una jornada y la liga habrá terminado. Después de ello habrá que esperar qué sucede, y sea lo que sea, desde luego que el Real Murcia seguirá latiendo en nuestro corazón.

¡¡¡AÚPA EL REAL MURCIA!!!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*