real murcia

Habla la Afición, por Pablo Sáiz. Después de lograr lo más difícil, que era empatar la contienda. Un rechace y un fallo defensivo condenaron a nuestro Real Murcia a jugársela a una sola carta.

Habla la afición

Nueva Condomina ya se ha llenado otras veces.

No puede ser, me niego. No es posible que la misma pesadilla de 2010 regrese 3 años más tarde, nos visite y nos haga jugar con nuestras ilusiones y nuestra esperanza.

Ayer, en el  Pedro Escartín jugamos con fuego durante la segunda parte, y fruto de esas indecisiones, de ese nerviosismo, se culminó una derrota que no hizo más que motivar  a la frustración, a la desesperanza, al miedo colectivo por la situación tan crítica de nuestro equipo.

La verdad que contaba con haber sacado 6 puntos en estas dos últimas visitas, ante el Sabadell y ayer, ante el Guadalajara. No fue posible, y ahora no toca más que trabajar duro, sacar el partido ante la Ponferradina, y rezar para que el Mirandés no haga lo propio ante la UD Las Palmas.

Si queríamos emociones fuertes las vamos a tener sin duda, pero como siempre repito y repito, el apoyo de la afición tiene que sentirse más que nunca.

Nuestro equipo se podría decir que está en coma, está en una situación harto delicada, sin posibilidad de más errores, de más tropiezo, pues ante tal situación, el golpe sería letal y trágico. No quiero ser agorero ¡por Dios!, ni llamar al destino para que el infortunio vuelva a presentarse en nuestra casa. Debemos pensar que ante la Ponferradina, el partido puede ser de vida o muerte. Que lejos queda aquel partido del 13 de mayo, cuando un gol de Iván Alonso nos sumía en el éxtasis más absoluto y nos catapultaba a nuestro último ascenso hacía la Primera División. Eso fue en el año 2007. 6 años han tenido que sucederse para que volvamos a jugárnosla, esta vez, en la cruz de la moneda y ante el mismo rival. Eso sí, el detalle significativo es que jugamos en casa, en la Nueva Condomina. Y ahí sí que no hay que fallar por nada.

La afición tiene que darlo todo, no resignarse a un partido más, porque para nada es un partido más. Es nuestra final más importante, un partido donde hay que poner manos, hombros y voz en pos de una victoria crucial unida a una derrota del CD Mirandés. Ya que si ganásemos nosotros y el equipo burgalés puntuase, de poco nos iba a servir la verdad.

La dificultad estriba en que no dependemos de nosotros mismos, y a ese aspecto sí que hay que prestarle más atención de lo habitual. Por eso hay que estar en Nueva Condomina y en Anduva, donde no jugaremos un solo partido sino dos, eso sí, en días diferentes.

Pero volvamos a lo importante del caso, el APOYO. Cuán difícil es pedir apoyo tras este varapalo anímico que hemos sufrido. Cuantos aficionados ya no sufren y sólo piden que esta temporada acabe y haya dimisión en masa. Otros ya nos ven en…… es que ni lo quiero mencionar, porque no puedo de verdad, y solo unos pocos siguen confiando en el milagro que debería de producirse en jornadas próximas.

Hay que olvidarse de todas estas diferencias y unirnos todos en una sola voz, en una sola alma, como marca el cántico pimentonero porque, de qué sirve que nos disgreguemos en opiniones y objetivos contrarios, sino la única dirección que nos vale es la de la salvación. Esa es la única línea recta que debemos atravesar entre todos, y aunque la empresa es relativamente complicada, no podemos bajar los brazos en este momento tan apremiante.

Por todo ello me uno a mis amigos pimentoneros, los que creen y no creen, los que alzan los brazos y los que los han bajado, porque todos contamos, todos somos importantes, a todos nos necesita nuestro Real Murcia, y solamente entre todos, podremos conseguir aupar a nuestro equipo hacia la orilla salvífica que se pretende conseguir, la PERMANENCIA.

Cuentos con todos vosotros pimentonero y…… 

¡¡¡AÚPA EL REAL MURCIA!!!

Vamos a medir la moral de los murcianistas con esta encuesta, ¿Todavía confías en la salvación del Real Murcia?

Cargando ... Cargando ...

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*