Henk Norel: "Sin malas temporadas no habria buenas"


Norel vuela a la canasta (ACB Photo/E. Casas)

Zaragoza, 19 May. 2017.- Ha sido un curso complicado para Tecnyconta Zaragoza y también para el capitán Henk Norel, en la que ha sido su quinta temporada en la capital aragonesa. La frustración de la temporada o analizar los motivos de lo sucedido se entrecruzan con el positivismo que siempre ha transmitido a su alrededor, mientras se resuelve su destino para la próxima campaña.

Sea como fuere, la temporada acaba de forma triste: “No termino con muy buenas sensaciones porque no ha sido la temporada que queríamos”, arranca. “Trabajamos muy bien en los entrenamientos pero luego no conseguíamos victorias”, asegura el holandés. “El objetivo no era ganar nueve partidos para salvarnos ni tampoco conseguimos alcanzar el nivel como equipo”, reconoce sin tapujos.

Pero como siempre ha hecho el capitán rojillo, Norel prefiere ver el lado positivo: “Estamos salvados aunque sea por average y al año que viene Zaragoza estará en la Liga Endesa, eso hay que valorarlo”, opina. “Llevo cinco temporadas en este club y siento la camiseta de Tecnyconta Zaragoza. Aunque deportivamente ha sido un año complicado, esto pasa en el deporte: sin malos años, no hay buenos”, reflexiona el pívot.

Pasados los días y con un análisis más pausado, el capitán rojillo ahonda en su reflexión: “No sé si ha sido actitud o la suerte que da ganar una serie de partidos al principio de Liga Endesa y que da la confianza necesaria”, enumera. “O las dos cosas. Es una sensación extraña”, admite contrariado. “Aunque no lo parezca, estábamos tan ansiosos por ganar y lo queríamos tanto que no jugábamos como sabíamos. Cometíamos errores tontos y básico”, asume con autoexigencia.

De igual forma, el ’25’ rojillo no ve un punto de inflexión para la deriva del equipo, como se apuntó tras la visita al Olímpico de Badalona: “Las cosas no se dan de un día para otro”, expone pese los números. “Es cierto que antes de esa jornada ganamos partidos y luego, también es cierto, no ganamos muchos”. Algo “de saber lo que sucedía lo habríamos solucionado”, afirma.

A pesar de las múltiples lesiones sufridas, Norel prefiere centrar en el grupo: “Somos un equipo y no debemos depender de una persona”, justifica. “Afectó que Tomás no estaba al cien por cien, o Martynas o yo… Todos tenemos una parte de responsabilidad”. Y coincide con Reynaldo Benito en que hubo jugadores pero no equipo: “Si lo miras, ‘Gec’ ha sido el mejor triplista, Tomás está entre los mejores pasadores, yo entre mejores los mejores reboteadores… Números hay pero victorias no hay más que nueve”, asevera.

Pasada casi una semana del telón liguero, coincide también en rescatar un aspecto positivo y en mayúsculas dentro del equipo: “Sergi es uno de los pocos jugadores que puede estar orgulloso de la temporada que ha hecho”, afirma sin dudarlo.

En cuanto a los dos técnicos que han pasado por el banquillo rojillo, el capitán se muestra claro: “Tanto Andreu como Luis hicieron todo lo posible por ganar partidos, han sido muy profesionales todo el tiempo”, destaca. “Hicimos muy buenos entrenamientos con ellos”, continúa asumiendo el relevo con normalidad. “No íbamos bien. Tras el cambio, reaccionamos el primer partido pero luego ya no”, recuerda.

Una recta final de curso en la que tiene claro que gana quien menos errores comete: “Estaba en nuestra cabeza no cometerlos pero llegaron”, admite con resignación. “Incluso ‘Steve’ en Manresa, con el partido ganado, no quería hacer lo que hizo pero todo era frustración”, asegura el capitán. “Al final, en esta dinámica, todo va en tu contra y aunque quieres cambiarla, no puedes”, reseña.

De igual modo también sigue grabado en su mente el último encuentro ante Movistar Estudiantes, en la despedida del público. “La gente llevaba la frustración de cómo había ido la temporada”, comprende. “Ellos pagan sus abonos y sus entradas para ver victorias y disfrutar. Es normal que se enfaden con nosotros si lo hacemos mal, es normal que nos silben en la cancha: ellos nos pagan y están en su derecho”. Y apostilla. “No me gusta pero es lo que hay”.

Mirando ya al futuro, para el holandés el futuro en rojo está pendiente ya que Bellas, Sergi García y Barreiro son los únicos jugadores con contrato en vigor: “No sé qué va a pasar, pero si esto terminase en Zaragoza así me daría mucha rabia después de cinco años”, concluye emocionado.

De nuevo con la selección

Tras un verano de paréntesis, este año Henk Norel volverá a enfundarse la camiseta de Holanda: “Es la primera fase para el Mundial 2019 y el objetivo es ganar a Albania y Austria”, confía entre risas. “Estamos los tres en el grupo y pasan dos a la siguiente fase previa”, analiza.

Una cita que ratifica su “ilusión” por jugar con su país: “Tengo mucho cariño por mi país”, reconoce con cierta melancolía. “Somos el país más alto del mundo pero no le sacamos mucho rendimiento”, admite. “Aunque allí el baloncesto es un deporte pequeño, me gustaría que creciera”, finaliza.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*