Benzema e Isco se marchan andando del campo. Foto: Antena3.

Nuevo patinazo del Real Madrid. Cuando muchos pensaban que el equipo de Zidane se transformaría con el himno de la Champions, la historia fue la misma que el pasado fin de semana en Girona. La de un equipo desconocido y muy lejos de aquel que ganó dos Champions consecutivas.

Hoy, ante el Tottenham, los blancos volvieron a mostrar una gran fragilidad defensiva, reflejada sobre todo en un Casemiro que vivió una pesadilla en la segunda mitad. Un 3-1 que Nacho no achacó a la falta de actitud (como pudo pasar en Girona), sino a la mala suerte de cara a puerta.

Pero la realidad es que hay una imagen que habla por sí sola. Fue en el minuto 73 de partido, ya con 3-0 en el marcador. Zidane decide mover el banquillo y dar entrada a Mayoral y Asensio en lugar de Isco y Benzema, que se marcharon del césped de Wembley caminando, como el si el 3-0 fuera un 0-3 a favor del Madrid.

Puede que la clasificación no peligre para el Real Madrid, pero la imagen de ambos jugadores es tan solo una muestra del estado de relajación en el que vive actualmente el equipo, muy lejos de esa intensidad que caracterizaba a los blancos en las maduras.

El Madrid encadena ya dos derrotas consecutivas, y es un hecho que el equipo atraviesa un bache de juego y sobre todo mental. Próxima estación, Las Palmas.

El Girona celebró por todo lo alto su victoria ante el Madrid. Foto: SportYou.

Cristiano Ronaldo se lamenta de una ocasión perdida. Foto: El Confidencial.



Source link

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*