El conjunto entrenado por Roberto Menichelli firmó las tablas con los serbios en un encuentro que destacó por su igualdad, pudiéndose llevar la victoria cualquier de los dos contendientes. Los de Goran Ivančić se adelantaron en el marcador gracias al tanto de Tomic en el minuto 30, respondido por el de De Luca dos minutos después, que puso el 1-1 definitivo.
El encuentro comenzó con intercambio de ocasiones de peligro por parte de ambos equipos, que no consiguieron materializar, siendo los italianos los más insistentes. Aunque a medida que avanzó la primera parte los serbios fueron adquiriendo mayor protagonismo, llegando cada vez con mas riesgo sobre la meta defendida por Mammarella. La segunda mitad de la primera parte tuvo un ritmo más bajo, pugnando ambos equipos por la posesión del esférico y pareciéndose olvidar de atacar, marchándose las dos escuadras a vestuarios con el resultado inicial en el marcador. En el comienzo de la segunda parte Italia cometió cuatro faltas en menos de 5 minutos, dejando entrever su ansiedad por cambiar el panorama del partido, del que se erigió como protagonista el meta Aksentijevic, evitando en varias ocasiones el tanto de los trasnalpinos. Pero fue Serbia quien se adelantó en marcador, con un derechazo de Tomic en el minuto 30 que desató la locura en el banquillo de Goran Ivančić. Pero solo dos minutos tardó en reaccionar el combinado italiano, con un tanto de De Luca que se le escapó al arquero polaco. El resultado ya no se movió hasta el final del partido, obteniendo Italia un empate que le sabe a poco en su debut.



Source link

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*