Jerry Herranz, primer protagonista en ADN Taronja


Como estreno para este primer programa de “ADN Taronja”, ponemos la vista en los primeros pasos de nuestro Club recordando los primeros logros de la entidad con uno de sus protagonistas directos, el interior Jerry Herranz, con una interesante conversación con el eterno capitán taronja Víctor Luengo. Aunque lo que pone en su DNI es Javier Herranz Moreso, reconoce que “el mote de Jerry, que me pusieron por mi parecido con Jerry Lewis, cogió tanta fuerza que poca gente sabe que me llamo Javier”.

Su trayectoria en el baloncesto profesional se dividió entre seis temporadas en la ACB y temporadas en Primera B. Tres de esas campañas, en concreto los que van desde 1987 y 1990, los pasó compartiendo los inicios de esa ilusión que era el Pamesa Valencia, nombre que el propio Jerry se resiste a abandonar cuando se refiere a nuestro Club. Actualmente Jerry trabaja en el Ayuntamiento de Marbella, la localidad natal de su esposa, donde ejerce como jefe de ticketing del teatro municipal.

Pero aún en Marbella, Jerry Herranz no esconde el orgullo que siente por hacer formado parte de los comienzos de nuestro Club: “Fueron tres años muy divertidos, muy agradables y con muy buenos recuerdos. Yo me considero parte de la familia del Pamesa. Hay una estructura muy fuerte, con la nueva L’Alqueria, y estoy muy contento y muy orgulloso”.

Tras jugar la temporada 1986-87 con el TDK Manresa en ACB, Jerry recuerda como se fraguó su llegada a Valencia: **“Al acabar la temporada me llama Miguelito López Abril para decirme que Antonio Serra le había dicho que contactase conmigo. Bajé para escuchar la oferta, en aquella época no había agentes como ahora, íbamos nosotros a pecho descubierto. Me hacen la oferta y la verdad es que la veo muy interesante en todos los aspectos. Y veo que conmigo van a estar Coterón y Manolo Rodríguez, que había sido el mejor base de Primera B ese año. Y el día anterior me llamó Paco Solsona, que había sido compañero mío en la universidad, y me dice que ya ha fichado. Me reúno con el gerente y Antonio Serra y me cuentan lo que van a fichar. Y el tema económico también fue importante, para qué nos vamos a engañar. Yo estaba en ACB y era bajar a un equipo de Primera B. Pero me entró mucho que un hombre como Antonio Serra estuviera en un proyecto como este y pensé que tenía que ser interesante. Subí a casa con mi mujer y me pregunta ¿Qué has escuchado? Y le dije, no he escuchado nada, he firmado ya y el año que viene nos bajamos a Valencia a jugar. Y encantado y enamorado de Valencia”.

Jerry recuerda que en su primera temporada en el Valencia Basket, la segunda de existencia del Club, “al principio el equipo no tenía todavía arraigo, al principio venían 500 personas al pabellón. Poco a poco la gente se fue enganchando y eso iba tomando unos visos de que lo que el Club y la familia Roig estaba apostando se estaba empezando a ver en el campo”.

Preguntado por el primer ascenso a la ACB, conseguido en la Fonteta el 4 de mayo de 1988, Jerry Herranz recuerda que “el ambiente de esa semana después de la victoria en la pista del Metro Santa Coloma fue espectacular. Cuando salimos y vimos la cantidad de gente que había en aquel pabellón, las dos bandas de música, eso fue espectacular y fue muy importante para nosotros. Habíamos estado peleando todo el año por un objetivo que era el ascenso, que era el objetivo, fuera como fuera. Y la gente nos ayudó muchísimo”.

El mate de espaldas de Jerry Herranz para encarrilar el triunfo decisivo se ha convertido en la imagen icónica que se asocia a ese paso adelante hacia la élite. Él recuerda que “fue una canasta muy bonita, fue a Manuel Quintanilla, que había sido junior mío en el Licor 43. Antes me hace falta en ataque Dan Bingenheimer y en la siguiente jugada tuve la suerte de hacer esa canasta. Ese mate fue con ganas y con rabia, era una canasta muy importante porque nos poníamos con una ventaja de tres o cinco puntos y ya nos daba igual lo que pasara. Y luego ya fue la apoteosis, toda la gente saltando, la policía haciendo camino. Celebramos mucho aquel ascenso. El Club había hecho un gran esfuerzo por nosotros a todos los niveles. Era un club de nivel ACB, pocas veces he visto yo esa dedicación desde el club a los jugadores. Y eso que era un club de Primera B con solo dos años de vida. Fue muy divertido y muy gratificante”.

Y tras el ascenso, permaneció dos temporadas más en la ACB con el Valencia Basket, con el que jugaría 49 partidos en la máxima categoría del baloncesto nacional. Jerry rememora que “en el primer año de ACB ya vino gente contrastada, no había ningún jugador que digamos debutara. Se ficha a Brad Branson, que venía del Real Madrid. Coincidí con él los 15 días de pretemporada y fue algo impactante. Yo era un jugador normal y él era una estrella que venía de la NBA, que había jugado en el Real Madrid. El debut fue muy bien, el público pudo empezar a ver lo que era la ACB. La gente empezó a ver más nivel de baloncesto y aquello se empezó a llenar”.

En esos primeros pasos en la ACB, Jerry no puede dejar de recordar los enfrentamientos regionales contra el Ferrys Llíria: “Un derby es un derby. Y ahí hay de todo. Aquellos eran partidos muy bravos porque ellos sabían que técnicamente no tenían la capacidad de nuestra plantilla y había que echarle lo que había que echarle. Yo creo que ganamos las dos veces pero nos costó. Recuerdo la experiencia de Antonio Serra que nos decía: “Dejadme que salga yo primero y así la gente se echa conmigo, me insultan a mí y ya están cansados para cuando salgáis vosotros a calentar”.

Como parte fundamental del inicio de nuestro Club, es inevitable preguntarle a Jerry por su visión del Valencia Basket actual: “Es muy fácil decir a toro pasado pero ya se veía que este equipo podía conseguir lo que ha conseguido después porque se veía que Juan y Fernando Roig tenían ganas de hacer algo importante. Y tenían capacidad para hacerlo. Y apostaron mucho por ello. Y se veía que algún día aquello tenía que explotar por algún lado. Y la prueba es que ha explotado. Han salido jugadores internacionales, habéis salido jugadores como tú (dirigiéndose a Luengo) o Rodilla, se han ganado ligas y torneos internacionales, se han tenido grandísimos jugadores tanto extranjeros como nacionales. Y eso se veía en el ambiente. Si un Club en su segundo año ya te trae a dos o tres de los mejores jugadores de Primera B, a uno de los mejores americanos como Clyde Mayes, eso denota que esta gente tiene interés”.

Y tras conocer un poco más los inicios de la mano de Jerry Herranz, la semana que viene hablamos con otro hombre que ascendería a la ACB con el Valencia Basket, aunque lo haría unos años más tarde. El segundo capítulo de ADN Taronja también tiene ya su protagonista asignado. Y no es otro que un jugador que fue compañero del presentador de este espacio, Víctor Luengo, durante toda su etapa en Valencia Basket. Uno de los mejores tiradores nacionales de su época, el alero Berni Álvarez. La entrevista se estrenará en el canal oficial de Youtube del Valencia Basket y en todas sus Redes Sociales el sábado 2 de mayo a las 13:30 horas.





Fuente de la noticia

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*