El fútbol a veces puede dejar imágenes muy desagradables también en las categorías inferiores. Los padres, que esperan que su hijo sea el Messi o Cristiano de turno, sacan su lado más primitivo en este tipo de partidos. La última escena que avergüenza al deporte la protagonizó Álvaro José, un jugador de tan solo nueve años sufrió una aparatosa entrada por parte de un rival que le rompió la tibia y el peroné. 

En el vídeo se ve como el jugador del Natación de Almería es derribado por un rival del CD Vera. El sonido del impacto y los gritos del pequeño tras recibir la entrada son estremecedores y duele solo con verlo. Esto no privó a varios padres que se encontraban en la grada, que le acusaron de fingir. “Anda, anda” o “farsante” fueron algunas de las lindezas que se pueden escuchar en un vídeo que fue grabado desde la propia grada y que se ha vuelto viral en los últimos días.

La cosa no quedó ahí, ya que Álvaro ni siquiera recibió ayuda por parte del CD Vera. Por si fuera poco el árbitro tampoco reflejó ninguna incidencia en el acta tras el encuentro. El pequeño de 9 años tuvo que abandonar el campo en brazos y fue trasladado al Hospital Mediterráneo de Almería, donde tuvieron que operarle.

Ahora Álvaro se recupera en su casa con una escayola y varios clavos en su pierna, aun así no pierde la ilusión de volver a un campo de fútbol muy pronto: “No os preocupéis que dentro de poco estaré jugando”, dijo el pequeño a las cámaras de Antena 3.



Source link

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*