Hoy ha sido presentado Juan Merino como nuevo entrenador del Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol hasta el final de la presente temporada. El técnico, natural de La Línea de la Concepción, afronta un atractivo reto: el de clasificar al equipo en los playoffs de ascenso.

Los encargados de darle la bienvenida han sido Pablo Rosique, director general de Deporte de la UCAM y directivo del Club, y Pedro Reverte, director deportivo, quien le ha definido como «un entrenador con mucha experiencia que ya conoce situaciones como esta. Conoce la categoría y el grupo y es capaz de llegarle rápido a los futbolistas. Es un técnico de garantías para este momento». Además, el de Lorca ha reconocido que «venimos de una dinámica mala, nos está costando sacar resultados», al tiempo que confía en «cambiarla. Solo quedan tres partidos pero hay opciones y tenemos que intentar entrar en playoffs».

Por su parte, Merino ha querido agradecer al Club la llamada para liderar este último tramo de competición: «Muchísimas gracias a la dirección deportiva y al presidente por su confianza. El objetivo es difícil pero bonito, no tuve dudas en cuanto me llamaron. No vengo para tres partidos, vengo para ganar el del domingo».

Merino se ha mostrado pleno de confianza: «Vengo ilusionado y convencido de que hay una gran plantilla, futbolistas muy profesionales que pueden alcanzar el objetivo, siendo conscientes de que dependemos de otros partidos. Me adapto a situaciones difíciles. El objetivo lo es, pero si no creyera que se puede conseguir no estaría aquí. Además, una vez que ganemos un partido las cosas se verán de otra manera. Pienso sobre todo en ganar el domingo, nos estamos preparando para dar lo mejor de cada uno, y lo aprovecharemos a nivel colectivo. No hay más».

El entrenador ha contado lo que les ha dicho a sus jugadores en su primera toma de contacto: «Ayer tuvimos una charla. Les dije que cuando hay un cambio de entrenador, nunca es culpa al 100% de él. Los jugadores son parte responsable por los motivos que sean, el fútbol es así y los técnicos aceptamos que nos cambien a nosotros cuando no se gana. Les he pedido a los futbolistas que tienen que tener hábitos, pensamientos y actitudes positivas, de competir a tope. El domingo nos jugamos una final. Creo en ellos, no somos inferiores a los equipos de arriba».

Además de definirse como «muy trabajador», afirma que va a intentar «mentalizar al equipo para que sume el mayor número de puntos posible de aquí al final. Las victorias suman a ese entusiasmo y debemos empezar el domingo, creo que las rachas están para romperlas y en el fútbol nunca se sabe lo que puede ocurrir. Hay veces que los equipos de arriba se caen y los que van por detrás arrancan y acaban metiéndose en playoffs. Creo que nosotros vamos a ser de estos últimos».

 



Source link

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*