El Barça pasa la eliminatoria contra un Madrid con casta, coraje y buen fútbol. La primera parte estuvo igualada pero los blancos se fueron con un inmerecido 2-0, la segunda parte arrollaron al todo poderoso Barça empatando el partido y a punto de llevarse el encuentro y el pase a semifinales. Lo peor del partido, el árbitro que no estuvo nada acertado para ninguno de los dos equipos.

Alves y Cristiano pelean por un balón dividido. Foto: GetyImagenes

Alves y Cristiano pelean por un balón dividido. Foto: GetyImagenes

El Barcelona tiene vía libre para llevarse la Copa, con permiso de Mirandés, Valencia y A. Bilbao. No fue el mejor partido del Barça pero fue fiel a su estilo, salvo con el 2-2 que fue embotellado por los blancos.
 

El Real Madrid sale muy reforzado de cara a la liga y a la Champions. La mejor respuesta a las dudas, es un partidazo, el equipo es un bloque y hoy el Madrid ha dado un paso muy grande para acabar con la hegemonía del Barça. No obstante, este gran encuentro demuestra que la eliminatoria solo tiene un perdedor por su planteamiento en la ida y se llama José Mourinho.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*