Redacción, 22 ene. 2019.- No había sido un buen inicio de temporada para el Movistar Estudiantes. 3 victorias en 13 partidos le llevaron a ocupar puestos de descenso en la clasificación tras la disputa de la última jornada del año 2018.

Pero entonces llegó enero y todo cambió. Con la victoria a domicilio frente al UCAM Murcia, en el partido aplazado de la Jornada 2, comenzó una nueva etapa que ha culminado con un objetivo que, hace pocas semanas, se antojaba imposible: el equipo colegial será el anfitrión de la Copa del Rey Madrid 2019, que se disputará del 14 al 17 del próximo mes de febrero.

ACB Photo/E. Candel

El triunfo frente al UCAM Murcia

Ese fue el punto de inflexión en el camino del Movistar Estudiantes. Penúltimo de la clasificación, con sólo 3 victorias en su haber, el equipo de Josep María Berrocal afrontaba el partido frente al UCAM Murcia con la necesidad imperiosa de cambiar su rumbo. Pero no iba a ser fácil, ya que los locales también estaban obligados a ganar si querían mantener alguna opción de clasificación para la Copa del Rey.

Aún así, el conjunto colegial se llevó la victoria, después de mostrar una gran defensa y una enorme efectividad de su quinteto titular, en el que todos sus componentes consiguieron sumar 12 o más puntos.

La victoria en el derbi

Tras ese primer triunfo del año llegaba otro momento de los que cualquier aficionado marca en el calendario: el derbi contra el Real Madrid.

No iba a ser fácil, pero el plus de energía que da enfrentarse al máximo rival, unido al “chute” de moral que le había dado la victoria en Murcia, provocó que se viera en la pista a un Movistar Estudiantes diferente, capaz de tratar de tú a tú a uno de los grandes equipos de la competición.

La diferencia en la clasificación no se notó en un duelo en el que el equipo del Ramiro mostró su mejor versión. Con Gentile como estrella (25 puntos) y Brizuela y Whittington, ambos con 16 puntos, secundándole a la perfección, el Movistar Estudiantes lograba por primera vez en la temporada dos triunfos consecutivos y, de esta manera, escapaba de los puestos de descenso.

Una victoria más y anfitrión de la Copa

Si bien no pudo vencer en la pista del Unicaja, derrota que le volvió a situar en la 17ª posición de la tabla, las opciones de estar en la Copa del Rey todavía estaban intactas, si bien ya no dependía de sí mismo.

ACB Photo/E. Candel

El último partido de la primera vuelta le enfrentó al Delteco GBC, al que superó de manera contundente (86-62). Esta victoria, unida a la derrota del Montakit Fuenlabrada en la pista del Iberostar Tenerife, convertía al Movistar Estudiantes en el anfitrión de la próxima Copa del Rey, sin ninguna duda, un gran premio a un gran mes de enero.

Los colegiales lideran las estadísticas individuales

Buena parte de culpa de este cambio en las filas del conjunto estudiantil la tiene el gran estado de forma de algunos de los jugadores que integran su plantilla.

Sin ir más lejos, esto queda claro si miramos las estadísticas individuales. En la gran mayoría de ellas, el Top10 cuenta con uno o más jugadores colegiales, destacando especialmente en anotación.

Darío Brizuela es el líder en esta tabla, con una media de 15,7 puntos por partido, mientras que Alessandro Gentile es el jugador que más canastas de dos anota por encuentro.

Pero también destaca el liderato de Nik Caner-Medley, máximo reboteador de la Liga Endesa con 8,38 capturas de media y líder también en rebotes defensivos (6,56).

Además, Omar Cook es segundo en asistencias (6,00) y en recuperaciones (1,53). Y si miramos la tabla de valoración, tanto Brizuela (10º) como Caner-Medley (15º) se encuentran entre los mejores de la competición.

ACB Photo/E. Candel

La mejoría de Gentile

Ya con la temporada iniciada, el Movistar Estudiantes cerró el fichaje de Alessandro Gentile, una de las grandes estrellas del baloncesto italiano, que llegaba con la intención de convertirse en un ídolo para la afición colegial.

Y lo ha ido consiguiendo poco a poco, con su explosión definitiva, como la de su equipo, en este mes de enero. Fue en el encuentro contra el Real Madrid, con una actuación digna de una estrella, en la que se convirtió en el máximo anotador del encuentro, con 25 puntos.

Gentile ya es uno de los líderes del equipo de Berrocal, con medias de 13,3 puntos, 4,3 rebotes, 1,8 asistencias y 10,4 de valoración.

Un mes de ensueño

Así, poco a poco, con todos estos ingredientes, el Movistar Estudiantes ha completado un mes de enero para recordar, con el billete para la Copa del Rey en el bolsillo y en la 14ª posición en la tabla.

Todavía haciendo algunos ajustes en su plantilla, ahora toca mantener la mejoría en una segunda vuelta que iniciará el próximo domingo, recibiendo en su cancha al Iberostar Tenerife.

El próximo reto para el equipo colegial está a la vuelta de la esquina: la Copa espera y el rival de cuartos no es fácil. ¿Repetirá victoria frente al Real Madrid? En menos de un mes tendremos la respuesta.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*