El míster Pedro Munitis ha atendido a los medios de comunicación tras el partido ante el Atlético Malagueño. El cántabro ha comenzado valorando así el encuentro:

«El partido tenía un dificultad altísima, el rival no es un colista al uso. Juega muy bien, pero jugadas puntuales le están penalizando. Era de máxima dificultad. Cuando jugamos once contra once estábamos mejor, generando situciones de ataque aunque no eramos capaces de meterlas. Luego, contra uno menos, nos ha costado muchísimo entenderlo sobre todo en la segunda parte. Teníamos delante un equipo que, aunque estaba en inferioridad, tenía mucho peligro y podíamos encajar. En la segunda parte nos ha podido la ansiedad y la precipitación. Jugar con uno más es engañoso porque formaban dos líneas de cuatro por detrás del balón, era complicado atacar y necesitábamos más paciencia. Esperábamos que en las circulaciones hubiera desajustes en la basculación, por momentos nos ha costado entenderlo».

Munitis ha añadido que «el partido era de máxima dificultad, con once contra once hemos estado a buen nivel. La faceta a mejorar es el ataque en campo rival, que otras veces hemos sabido manejarlo. Tenemos que manejar la ansiedad y saber que los partidos se pueden ganar en el minuto 1 ó en el 91. Jugar con diez se nota menos cuando defiendes que cuando atacas. Eso nos ha permitido meter gente ofensiva e ir a por el partido».

Por último, ha destacado que «este partido era súper engañoso. Era de máxima dificultad, veníamos en una situación mala en cuanto a efectivos, teníamos bajas importantes. Felicito a todos los jugadores, han respondido con carácter. La semana que viene toca un rival directo, tenemos una semana por delante para preparar el partido y tratar de ganarlo».

 



Source link

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*