Al confirmarse su adiós, el jugador madrileño aseguraba sentirse extraño, “tras cuatro años en Industrias Santa Coloma, nuestros caminos se separan. Después de una temporada prácticamente en blanco, no seguiré luciendo los colores colomenses”.

“Me hubiera gustado despedirme en otras circunstancias y de diferente modo, pero no siempre se puede elegir. Hay ocasiones en las que el cambio es necesario, y es importante saber dar un paso al lado para avanzar” añadía.

“Ha sido un orgullo defender este escudo y jugar con esta camiseta. Desde el primer día sentí el club como propi, identificándome en todo momento con el club, la ciudad y afición. Son muchas las personas a las que querría agradecer por estos años, incluida la afición”, sentenciaba.



Source link

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*