Paco García: "Tendremos que meternos en casa de los aficionados"


¿Cómo estás viviendo esta situación causada por la pandemia y cuáles son tus sensaciones a nivel particular una vez cerrada la renovación como entrenador del Montakit Fuenlabrada?

“Vivimos todos unos momentos duros. Antes de hablar de baloncesto, mi primer pensamiento tiene que ir hacia todas esas miles de familias que han perdido un ser querido en un momento delicado para todo el país y mucho más en concreto para la Comunidad de Madrid, donde la pandemia ha golpeado con especial dureza. Y también un reconocimiento muy especial a todos aquellos que están haciendo posible que este país siga funcionando. Por supuesto, a los sanitarios, a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, a los camioneros, al personal de los supermercados, en fin, a todos aquellos que hacen que el país no se pare a pesar de la situación tan tremenda que vivimos.

A partir de ahí, hablamos de baloncesto. El club ha confiado en mí y estoy muy agradecido por ello. Han sido siete semanas de un trabajo súper intenso con el equipo y agradezco mucho que el club piense que yo soy la persona adecuada para dirigir el equipo la próxima temporada”.

¿Cómo ha sido la negociación?

“Ha sido fácil y rápida. En un primer momento el club me propuso hablar de todos los supuestos, incluso en el escenario de que el equipo pudiera jugar la LEB Oro. Nos dimos un margen y una vez que se aprobó por unanimidad en asamblea que no habría descensos, retomamos las conversaciones y todo fue muy rápido. No tardamos más de un día en cerrar el acuerdo. Sé muy bien el club en el que estoy, a los dirigentes también les ha dado tiempo a conocerme a mí, las cosas buenas y malas que tengo, y creo que estamos en un punto en que las dos partes, club y entrenador, podemos hacer un muy buen trabajo conjunto”.

Tenemos por delante varios meses para que el equipo vuelva a entrenar. Hará falta paciencia para ir configurando la plantilla.

“Sí, paciencia, pero también es cierto que el club tiene muchas cosas ya hechas. Tenemos una serie de jugadores jóvenes con talento y a mí me gusta trabajar con los jóvenes. Pienso que para saber si un jugador es bueno o malo hay que tener la valentía de ponerlo a jugar, entrenar con ellos y saber si pueden competir. Repito que tenemos una serie de jugadores jóvenes que a corto o medio plazo pueden ser muy interesantes para este club. Además tenemos también jugadores con contrato que estarán a buen seguro en la plantilla. Así que hemos de pensar que los fichajes que haya que hacer han de ser altamente positivos para el grupo y de la mayor calidad que podamos permitirnos en función de nuestra economía. Económicamente vienen tiempos duros, pero no solo para nosotros, también para otros clubes de la acb. Trabajamos ya para intentar hacer el mejor equipo que podamos para competir en la segunda mejor liga del mundo y eso es algo de lo que podemos presumir”.

Te dio tiempo a trabajar siete semanas con el equipo, fue una experiencia realmente sui géneris con todo lo que pasó.

“Piensa que esta ha sido mi temporada 35 como entrenador profesional desde que entré como ayudante de Mario Pesquera en aquel Fórum Valladolid del año 1985, pero concentrar en tan poco tiempo tantas vivencias es algo increíble. El primer día que llegué me encontré a Mockevicius con paperas. El trabajo de Ferran nos había hecho encontrar un buen base como Randle, pero había que esperar dos semanas para que viniera y cuando por fin llega se rompe la rodilla a los 12 minutos de estar en pista. Anteriormente habíamos tenido que aplazar el partido contra el Gran Canaria porque el parquet se abombó. Luego, un partido con dos prórrogas ante el Baskonia y una remontada sin rematar en Burgos. Y llegó la pandemia. Son demasiadas vivencias en tan poco tiempo, pero también te enriquece y te hace más fuerte”.

¿Cómo piensas que será el baloncesto la próxima temporada?

“Vamos a vivir un tiempo nuevo a nivel social, económico y por supuesto deportivo. Socialmente porque tener que jugar a puerta cerrada va a ser novedoso para todos, tendremos que adaptarnos lo antes posible. Por ejemplo, entrenamos todos los días en el pabellón con la misma disposición del día de partido, podemos aprovecharnos de ello. A nivel económico sabemos que la pandemia va a acarrear carencias. Y deportivamente iremos viendo cómo vamos configurando la plantilla”.

¿Qué mensaje quieres mandar a los aficionados en este momento?

“Habitualmente decimos que el equipo necesita a la afición. La temporada próxima será un poco al revés, la afición necesitará del equipo. Tenemos que llegar a todos aquellos que nos quieren, que nos siguen y solo podemos llegar a ellos para animarlos siendo un equipo luchador, competitivo, trabajador. Tener esa esencia que durante muchos años ha sido el Baloncesto Fuenlabrada. Ya que parece que durante algún tiempo los aficionados no podrán darnos su calor en el pabellón, tenemos que ser nosotros los que lleguemos a la afición, meternos en sus casas y en sus vidas para seguir notando esa cercanía”.





Fuente de la noticia

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*