No se entiende como una agrupación de clubes que puja por ser la mejor liga del mundo, intente hacer un paro patronal, y sin embargo se mantengan de brazos cruzados por casos como el del Rayo Vallecano, que lleva muchos meses sin pagar a sus jugadores.

Jugadores del Rayo explicando en rueda de prensa el tiempo que llevan sin cobrar y la situación que están viviendo

Jugadores del Rayo explicando en rueda de prensa el tiempo que llevan sin cobrar y la situación que están viviendo

Bien es cierto que la regulación del mercado futbolístico tiene que comenzar en los propios jugadores, ya que aprovechando la bonanza económica que había en los años 2006 y 2007 se instauraron unos sueldos de primera y segunda división que eran ilógicos, en comparación a como estaba el mercado. Al igual que se pagaban altas cantidades por fichajes sin estrella, y desorbitadas por las estrellas, lo cierto es que ello conllevaba fichas demasiado altas que muchos de ellos no han querido transigir con la adecuación al mercado de sus salarios. En aquel momento se vendía todo y se pasaba por alto todo también.

 

Pero todo esto, ha llevado a algunos clubes a no poder estar al corriente ni siquiera con los pagos de los árbitros. Y la mayoría deben muchos millones de euros a la seguridad social. Muchos de ellos deben salarios de muchos meses a buena parte de su plantilla, y en los casos más críticos han optado por el Concurso de Acreedores. La paralización de la deuda y estudio de viabilidad de dichas Sociedades Anónimas Deportivas lleva a la imposibilidad de poder pagar los sueldos a sus empleados.

 

Uno de los casos más llamativos es el del colíder de Segunda División, el Rayo Vallecano, que según un trabajo de investigación del diario Marca, y adelantado por Radio Marca el día antes, se le adeuda a los jugadores y cuerpo técnico un total de 4.078.570 € más el pago de las primas si ascienden por un total de 870.000 €. Casi 5.000.000 de euros que hacen que el club madrileño pase una situación crítica. El Rayo le debe a jugadores desde el 1993 a jugadores como Polster. A algunos jugadores como David Aganzo se le adeudan más de 400.000 euros de la pasada campaña y la presente.

 

Esto se hace con la connivencia de la Liga de Fútbol Profesional, que permite que un equipo que le debe dinero a sus propios jugadores sigan en la mejor liga del mundo, manchando el nombre de la liga española, y lapidando las posibilidades de organizar eventos internacionales como Mundiales o Eurocopas. Se cruzan de brazos ante la huelga de jugadores promovida por la AFE, y sin embargo aprueban un paro patronal para suprimir el partido en abierto y el reparto equitativo de los derechos de televisión.

 

La liga no debería permitir situaciones como las del Rayo, porque todo esto va en contra de la imagen de la liga, y solo por solidaridad, la AFE debería tomar medidas para que esto nunca más vuelva a pasar en una Liga de la repercusión como la española. Recordemos que si queremos la equiparación con Europa, en todas las ligas de Europa, el único equipo en concurso de acreedores

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*