Después de cinco meses viviendo su primera experiencia en Primera División, el ala del Aspil-Vidal Ribera Navarra Fútbol Sala Unai Martínez, de 20 años, se marcha cedido al Noia Portus Apostoli de Segunda División hasta final de temporada con el objetivo de competir y seguir creciendo.
El tafallés, que llegó en verano del Tafatrans, se marcha “contento porque es una oportunidad para poder disfrutar de minutos y seguir creciendo en una categoría muy competitiva y en la que hay muy buenos equipos”.Han sido unos meses a las órdenes de José Lucas Mena Pato que el tafallés valora “muy positivamente pese a que al principio cuesta un poco adaptarse, pero, con la ayuda de todos, lo pude hacer y después fue todo rodado”, cuenta Unai, “muy contento” por la experiencia adquirida en el Aspil. Pese a ello, el tafallés, que viajará el día 1 a Galicia para unirse a las filas del Noia, reconoce que no le costó aceptar la propuesta “porque me gustó y tenía ganas”.El objetivo una vez acabe su primera experiencia en Segunda no será otro que volver al Aspil, donde tiene contrato hasta 2020. “Cuando vuelva, asumiré el rol que me toque, sabiendo que va a seguir siendo complicado jugar, pero ya tendré esa madurez de haber jugado en Segunda”, explica el navarro, que tendrá en Noia como compañero y mentor a David Palmas, jugador del Ribera Navarra entre 2012 y 2015.



Source link

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*