Vicente del Bosque se hizo con los mandos de la Roja tras la dimisión de Luis Aragones como Técnico Nacional. Desde entonces el bagaje del ex-entrenador del Real Madrid ha sido sobresaliente, y ha sabido manejar debates tan exteuantemente aburridos como el de Raúl.

Vicente sustituyo a Luis Aragonés al frente de la Selección Española.

Vicente sustituyo a Luis Aragonés al frente de la Selección Española.

Nadie, y digo más, absolutamente nadie puede hablar algo negativo de Vicente Del Bosque, porque cuando se hacen las cosas con sensatez, no da lugar a disertaciones reciprocas cuestionando la racionalidad de dichas decisiones. Vicente es un tipo Sensato, formado por la racional cantera blanca de entrenadores, cuyos miembros se caracterizan por una profunda convicción en sus ideas, no solo de futbol, sino de la convivencia y el respeto. Obviamente generalizando de esta forma metemos en el saco a entrenadores que quizás no se lo merezcan y a otros que estos calificativos no hacen justicia a su persona. Vicente del Bosque es, sin duda alguna de estos últimos.
Confieso que yo era de los que comentaban el poco trabajo que tenía en el Madrid. Comentaba yo: «son todos tan buenos y juegan tan bien que tiras las fichas hacia arriba y los que caigan del revés salen de titulares». Es uno de los errores más tontos que se pueden cometer desde un foro de deportes, y el más fácil, aunque mi autocrítica no me impide reafirmarme en que en su momento se cometieron fallos y que Vicente los cometió también con el Madrid, como los cometió Florentino y Valdano en su nombre destituyéndole.
Con la Selección Española tenía gran parte del trabajo hecho. El fantástico grupo que Luis había dejado era y que fue el principal argumento de la selección Euro campeona, ha sido perfectamente cuidado por Vicente, refrescándolo, pero sin romper la Piña Roja de la Pocha. Desde sectores de la prensa se cuestionaba la viabilidad de Del Bosque en la Selección, aún más cuando, llevaba tiempo sin entrenar y su anterior periplo como míster fracasó estrepitosamente en el imperio turco. Pero Vicente, lo que ha demostrado siempre es ser una persona Sensata, imperante de Razón y armonía de grupo. Y con el Debate Raúl no ha sido valiente ni cobarde dejándole sin convocar, ha sido Sensato. Los chicos de la Roja tenían un cariño y un aprecio especial a Luis, y tras la marcha del Sabio de Hortaleza Vicente podría jugar un papel de desunión y fragmentación, pero nada más lejos de la realidad. Como el lema Ruso: “Las cosas cuando están ben no merece la pena cambiarlas, sólo mejorarlas con pequeños retoques”. Y la selección funciona, feliz y Sensatamente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*