El equipo de Ciudad Real, que debutaba el presente curso en Primera División, certificó matemáticamente su presencia la próxima temporada entre los catorce equipos que conforman la élite del Fútbol Sala nacional al imponerse en una final por la salvación a Naturpellet Segovia. El equipo entrenado por David Ramos, se hizo con el triunfo frente al cuadro segoviano en un partido muy parejo que se acabó decantando del lado azulón.

En su primer curso en Primera División, los de Castilla La Mancha han sumado un total de 22 puntos en las treinta jornadas disputadas, procedentes de cinco triunfos y siete empates. Palma Futsal, O Parrulo Ferrol, Naturpellet Segovia y BeSoccer CD UMA Antequera, éste último en dos ocasiones, han sido los cinco partidos sumados por victoria de los vinateros en el presente curso.

Los azulones atravesaron su mejor racha de resultados en Primera División de la Jornada 21 a la 24, en las que acumularon cuatro partidos consecutivos sin perder con tres victorias y un empate, que a la postre fueron definitivos para que los de Ciudad Real se acabasen haciendo con la salvación.

Revolución invernal

En el mercado de invierno se produjo una auténtica revolución camino de alcanzar la salvación. David Ramos sustituyó a Leo Herrera al mando del cuadro vinatero. Junto al ex técnico de Rivas Futsal, se unieron al equipo el fichaje estrella de Chino, y las incorporaciones de talentosos jugadores que aportaron un plus al equipo en busca de la permanencia como Víctor Montes, Lluc o José Mario.



Source link

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*