,

Basket: No hay un final feliz para una temporada maravillosa. – Interdeportes

c505218304b50c59c3659f6dda43bae7links-10–>c505218304b50c59c3659f6dda43bae7links-7–>c505218304b50c59c3659f6dda43bae7links-4–>c505218304b50c59c3659f6dda43bae7links-1–>c505218304b50c59c3659f6dda43bae7shortcode-0–>

El UCAM Murcia se queda sin play-off tras su caída ante el Casademont Zaragoza en la última jornada (72-77)

Qué mejor «vacaciones» para el UCAM Murcia que disputar los playoffs, en casa y ante la afición murciana. Despedida del partido, con un Palacio colmado casi hasta los topes y ante un Casademont Zaragoza en grave peligro de descenso. Las manos llegaban a Murcia en puestos de descenso, habiendo caído en los últimos 3 partidos y con la necesidad de ganar para salvar la categoría. Ansiedad y nerviosismo ante las ganas de un equipo y una ciudad de estar entre los 8 mejores de la competición para completar una de las mejores temporadas de la historia.

Y de nuevo, después de 33 días, Sito Alonso repitió su quinteto estrella -Taylor, Davis, Rojas, Webb y Lima- para un encuentro que el emperador Augusto César Lima se encargó de abrir. Sin embargo, los zaragozanos salieron con las ideas muy claras, con un gran acierto y una dinámica de juego que colocó a su favor las primeras bazas del partido (6-10). La intensidad defensiva y el juego los puso el Zaragoza ante los ojos de los más de 6.000 murcianos presentes en el Palacio. Lima, con 6 puntos, despuntó en un desastroso arranque local, que vio como los visitantes superaban la decena con Radoncic (8) y Mekowulu (8) intratables (10-23). Sin embargo, jugar en el Palacio tiene sus migajas y la segunda unidad universitaria demuestra carácter y agallas para bajar la renta y acabar el primer cuarto con apenas 6 puntos (17-23).

El ex UCAM Murcia Dino Radoncic (10) siguió destrozando la muy pasiva y poco reconocida defensa murciana tras los primeros 15′ de partido (19-29). Sito movió el banquillo en busca de soluciones, pero el hambre y las ganas llegaron por parte del conjunto zaragozano, provocando desconcierto entre la afición. La superioridad de los visitantes no sólo se reflejó en el juego y el resultado, sino también en una faceta en la que el UCAM Murcia suele dominar: el rebote (17 a 7). Pero en estos casos, la experiencia suele ser una titulación. Y así lo reflejó Kostas Vasileiadis, que salió a la pista para inyectar energía a un desalmado equipo murciano. Los 7 puntos del griego, la aparición de Webb desde 6,75 y los errores mañosos hicieron que la delantera se fuera del top ten en muy poco tiempo, llegando a apenas dos puntos al descanso (33-35).

El paso por el vestuario no gustó a los universitarios que, una vez más, se vieron desbordados en ideas e intensidad. Waczynski (12), Mekowulu (12) y Radoncic (10) continuaron con libertad en el área y más allá, devolviendo la ventaja a +8 a favor de Casademont Zaragoza. Sin embargo, lo que más desesperó a la afición murciana fue la pasividad en el rebote, totalmente dominada por la mano del equipo. Lo intentaron Davis y Webb, pero la defensa no llegó y el Zaragoza siguió metiendo el dedo en el punto sensible ante los silbidos de la afición murciana (44-58). Sito, desesperado y abrumado por el acercamiento de Sakota, arrastró a Malmanis y Vasileiadis en busca de una reacción que no llegó y puso contra las cuerdas al UCAM Murcia a diez minutos del final (42-55).

Los locales lo intentaron, pero la vuelta no llegó y el inicio del último período no pudo ser peor para los murcianos, que sufrieron dos triples consecutivos que pusieron el +16 a favor del Zaragoza. Un varapalo para el Murcia, que todavía no ha conseguido acortar distancias. Taylor, Lima y Czerapowicz, ausentes en el tercer tiempo, estiraron la cabeza para un UCAM Murcia que mostró carácter y se colocó -11 a cinco minutos del final (59-70). McFadden desde casa y Taylor, tras robar, dejaba al Zaragoza sólo +6 a falta de menos de tres minutos para el final. El Palace se derrumbaba, pero los nervios no llegaban al Zaragoza que, con un hat-trick de San Miguel y tres tiros libres de Kilpatrick, parecía cerrar el partido y salvarlo. Sin embargo, McFadden y Webb, con dos triples seguidos en menos de veinte segundos, dejaban el marcador a solo 3 puntos a falta de 30 segundos. Pero Kilpatrick no fallaba desde el 4,60 y la victoria y los playoffs se le escurrían a un UCAM Murcia que, de haber ganado, se habría clasificado entre los 8 primeros de la competición cuando el Gran Canaria cayó ante el Real Madrid (72-77). Vasileiadis, con 14 puntos y 18 de valoración y Webb, con 13 puntos, 9 rebotes y 19 de valoración, los mejores de la casa.



Fuente de la noticia

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *